Ciudad de las ciencias de Valencia, ¿la mejor ciudad del mundo?

Valencia Night Spain e1354617739541 300x187

En la ciudad de Valencia (España) se ha levantado una de las ciudades más interesantes del mundo a nivel científico. En tan solo 350.000 m2 se extiende un estupendo centro lúdico de difusión científica y cultural abierto a todo el mundo que quiera descubrir y disfrutar de la ciencia y del arte.

La Ciudad de las Artes y de las Ciencias (que así se llama está ciudad) es el mayor complejo cultural y científico de Europa. Está formada por 6 grandes núcleos en los que podremos descubrir y disfrutar de 6 grandes ramas de las ciencias y de las artes. De ellos hablaremos en las siguientes líneas.

Pero si científicamente y culturalmente la ciudad destaca a nivel mundial, arquitectónicamente destaca de la misma manera, porque cada uno de sus enormes edificaciones presenta un diseño futurista muy destacado, siendo uno de los lugares más bonitos del mundo.

Hemisfèric, los ojos de la ciudad

Empezamos hablando de la sala de proyecciones más grande de España, y una de las más importantes del mundo. En ella encontramos una enorme sala de proyecciones de pantalla cóncava y cerca de 900 m2 en la que podemos disfrutar de películas digitales 3D, películas en gran formato con IMAX Dome y proyecciones digitales.

Como el complejo gira entorno a las ciencias, gran parte de las proyecciones que se hacen en este recinto son proyecciones astronómicas.

Museo de las Ciencias, prohibido no tocar

El lema del museo, “Prohibido no tocar”, ya nos da una idea del carácter de este museo. La intención de sus creadores es que todo aquel que entre a este museo conozca de forma didáctica, interactiva y entretenida aspectos relacionados con la ciencia, la evolución de la vida, y las futuras tecnologías.

El museo tiene cerca de 26.000 metros cuadrados, llenos de eventos y exposiciones, y es uno de los museos de ciencias más importantes del mundo actualmente.

Oceanogràfic, el mundo submarino al alcance de todos

Para conocerlo todo sobre el mundo submarino no hace falta ponerse la escafandra y la bombona de gas y sumergirse en el océano, tan solo hay que sumergirse en el Oceanogràfic, el mayor acuario de Europa, y uno de los mayores del mundo.

Los principales ecosistemas marinos del planeta están representados en este centro, al igual que los diferentes entornos acuáticos como son el Mediterráneo, el Mar Rojo, los océanos, el Antártico y el Ártico, los humedales, los mares templados y tropicales, el ambiente de las islas.

Palau de les Arts, Umbracle y Ágora

Los tres grandes bloques que veíamos antes son los tres pilares de la Ciudad de las Ciencias y las Artes de Valencia, pero no son los únicos. El Palau de les Arts, por ejemplo, es un espacio vanguardista con diversas salas para la proyección de eventos científicos y tecnológicos.

El Umbracle es la zona en la que se puede uno relajar, mirar el cielo y las estrellas, y sobre todo, disfrutar de las vistas de la Ciudad de las Ciencias. 17.500 metros cuadrados de zonas ajardinadas en las que el paseante puede disfrutar del paisaje, y observar llegado el momento exposiciones artísticas que se celebran en sus grandes explanadas. En esta zona destaca el Jardín de la Astronomía, un balcón repleto de escultura en las que aprender más sobre la astronomía y un lugar para disfrutar de una increíble vista del cielo de Valencia.

Y como la ciudad quiere abarcar todos los eventos científicos posibles, la ciudad se cierra con el Ágora, un espacio de 12.000 m2 para celebrar congresos, convenciones y eventos de todo tipo.

Enlaces de interés

Web oficial Ciudad de las Artes y las Ciencias

Entradas Ciudad de las Artes y las Ciencias

ISLAS DEL MUNDO: KORCULA (MAR ADRIÁTICO)

Cuando hace años escribí el artículo sobre Marco Polo (el Croata) para Crónica Filatélica, sin duda la mejor publicación que sobre filatelia se publicó en España y de la que tuvimos que despedirnos gracias a una de tantas gansadas del gobernante de turno [aquel que dijo que una nación es un concepto discutido y discutible o que aceptaría lo que cualquier parlamento le presentase y así nos va] recibí numerosas consultas por la afirmación. Entonces no existía Internet y los datos biográficos no siempre eran accesibles en las enciclopedias al uso, el resultado era ¿de dónde salía ese dato?

Evidentemente era un mercader veneciano por sus orígenes familiares y mercantiles, pero por su lugar de nacimiento en la relativamente pequeña isla de Korcula teníamos que considerarlo croata y en donde aún hoy pervive su apellido y pueden localizarse diferentes personas cuya extirpe entronca con ese gran viajero, autor de uno de los libros más apasionantes de la historia de los viajes.

El estatuto de la ciudad e isla [tanto monta, monta tanto] quedaba consagrado en 1214 en el almanaque jurídico más viejo de las tierras croatas, justo tras el Pravda Ruso; es por lo tanto uno de los registros más viejos entre los creados por las tierras eslavas.

El Estatuto tenía como objetivo regular la comunidad interior, sus relaciones y proteger a sus ciudadanos con una autonomía insular que, a partir de 1214, se fue confirmando y actualizando por el duque veneciano Marsilio Zorzi. En 1987 ese texto fue traducido al croata por la Academia Yugoslava de Ciencias y Arte que reconocía la gran importancia jurídica de ese estatuto, el primero de los que se publicaron en las ciudades dálmatas y que acabó integrándose en un impresionante texto recopilatorio sobre los derechos históricos de los eslavos del sur [MONUMENTA HISTORICO JURIDICA SLAVORUM MERIDIONALIUM] que dirigiera el prestigioso académico y jurista Jaromir Panel, profesor de historia jurídica que determinó que el texto de Korcula, dictado en 1214, era el más viejo de cuantos habían sobrevivido al tiempo; ese documento base fue sufriendo modificaciones y adaptaciones en 1265, 1271 y 1432, en todos los casos escritos en latín.

Recordemos que esta tierra insular está cubierta por una densa masa forestal del denominado pino de Alepo que le da su característica oscuridad desde la distancia, cipreses y robles complementan el trío de especies vegetales arbóreas de mayor densidad en esta isla habitada desde tiempos prehistóricos y que los griegos la acabaron bautizando como la CORFÚ Negra [Korkyra Melania]. Hacia el año mil se producen las disputas entre la República de Venecia y los reyes croatas; los enfrentamientos entre genoveses y turcos también serían moneda corriente y fue en 1298 cuando los genoveses lograron capturar a Marco Polo que estaba llamado a ser uno de los grandes personajes de la historia de su tiempo y clave para la comprensión de todo lo que sucedería después de su célebre viaje a China.

La ciudad capital insular estaba rodeada por unas murallas levantadas en el siglo XIII [quedan muy bien reflejadas en el sello que tiene un cierto aire nostálgico] que fueron reforzadas por los venecianos con grandes torres y bastiones en 1420. Sus estrechas calles estaban diseñadas de tal forma que disminuían el impacto del viento, algo bastante habitual en los núcleos medievales que contrasta con las construcciones de nuestro tiempo donde, en caso de viento, más te vale llevar lastre para que el fenómeno meteorológico no te lleve volando.

En la actualidad, la isla cuenta con casi 20.000 almas, durante el período estival casi se multiplica por diez. De ahí que siempre sea aconsejable una visita en la primavera o en el otoño a fin de evitar esas oleadas de turistas que acaban amargando incluso el más feliz de los momentos. La ciudad tiene numerosos sitios de interés, pongamos los edificios religiosos y los palacios en un primer término y ello nos llevará a tratar de imaginar su esplendoro pasado y en el patrimonio que todos deberíamos estar implicados en su conservación.

La Iglesia de San Marcos del XV, constituye un ejemplo del impresionante auge comercial y el buen hacer de sus maestros canteros. Se trata de un edificio de tres naves divididas por fuertes columnas con capiteles ricos en ornamentación. Allí encontramos la venerada imagen de la Virgen de la Isla y que hasta 1950 estuvo custodiada en la pequeña iglesia francisca del islote de Badia [ese año se transformó en base militar y posteriormente en complejo turístico]. Junto a la catedral se localiza la Iglesia de San Pedro y frente a ella el edificio que dicen fue la casa de Marco Polo. Para los amantes de los iconos nada mejor que una escapada al Museo de la Cofradía de Todos Los Santos, allí pueden contemplarse una buena cantidad de cuadros originarios de la isla de Creta e islas Jónicas (del XIV al XVIII) y ya que estamos aquí, nada mejor que acceder a la iglesia levantada en 1301 y que pertenece a la más antigua de las tres cofradías de Korcula.

Una reciente emisión del servicio postal croata fue consagrada a este tema, un sello que nos trajo otra vez a la bella Korcula, facial de 2.80 Kunas, impreso en offset y 100.000 ejemplares de tirada en hojas de 20 sellos que aparecieron el 26 de septiembre de 2014. El timbre muestra la vieja ciudad medieval totalmente amurallada, fue diseñado por Dubravka Zglanvnik Horvat, aparece en negro el sello del Gran Consejo en su margen inferior derecha. La ciudad homónima está situada en el istmo de la costa noroeste de la isla.

Nota: Elaborado con materiales facilitados por el Correo Croata.
www.posta.hr
filatelia@posta.hr
HP-Hrvatska posta d.d.
OFFICIAL PHILATELIC SERVICE
Jurisiceva, 13
HR-10000 ZAGREB (CROACIA)

JUAN FRANCO CRESPO
lacandon999@yahoo.es

ISLAS DEL MUNDO TROGIR (CROACIA)

Seguramente, si tuviéramos que dedicar un artículo a cada isla de Croacia, estaríamos varios años y no acabaríamos con todas ellas. Así que nos propusimos ir trayendo a nuestro blog aquellas que van siendo filatelizadas de tal forma que el trabajo se vaya dosificando y no acabemos empachados con tanto tema croata aunque, si no hay cambios y su correo sigue colaborando, iremos trabajando al ritmo del calendario de emisiones de este país balcánico.

Hoy viajaremos a la minúscula isla de Trogir a la que acaban de dedicarle un sello de 2.80 Kunas conmemorando el 950 aniversario del Monasterio Benedictino de San Nicolás, el más viejo de los cenobios de esta orden entre todos los existentes en la zona de Dalmacia.
La construcción de este centro de clausura se inició en el lejano 1064 en esta pequeña isla que acabó desarrollando el cenobio junto al puerto próximo a la Puerta del Señor, cerca de la pequeña iglesia medieval de St. Domnius (Santo Domingo), fuera del recinto amurallado de Trogir. La fundación del centro monástico está directamente relacionada con el Obispo Juan de Trogir (Ivan Trogirski, uno de los patrones de la ciudad-isla de Trogir aparece en la Puerta de Tierra, sobre un pedestal de Trogir) contemporáneo del Arzobispo Lorenzo de Split y del Rey Petar Kresimir IV.

La Iglesia de San Nicolás (el patrón de los fareros y de los trabajadores del mar) acabó expandiendo su fama por todo el Adriático y ello afianzó la orden monástica como una de las más prestigiosas instituciones cristianas de la ciudad, el conjunto arquitectónico es de importancia vital para comprender la historia de la minúscula isla a pesar de ser una orden de carácter cerrado (clausura).

La representación del complejo refleja la combinación de varios elementos: casas, torres, murallas, fortificaciones, pórticos, etc. En sus ricos archivos se localiza un viejo documento griego con el dios de la oportunidad Kairos que fue creado a partir de una escultura de bronce de Lysippus. También en unos fragmentos de mármol allí conservados es posible admirar sus tesoros, entre ellos el retrato de Aquiles y podríamos continuar señalando sus joyas en madera, sus cuadros o sus objetos ceremoniales. Un capítulo aparte es el tema literario conservan el VRTAL de Pear Lucic considerada la muestra más vieja de la lírica croata fechada en el siglo XV.

La isla está considerada una de las joyas dálmatas y un pequeño puente la une a tierra firme justo al lado de la estación de autobuses. Los primeros pobladores de este peculiar enclave insular fueron los griegos de Issa [actual VIS] que llegaron a estas tierras en el año 380 a .C., época de la que data la ciudad fortificada de Tragyrion. El otro puente la comunica con la vecina isla de Ciovo.

Trogir estuvo bajo la influencia y protección de la flota bizantina, pero en 1123 fue atacada y destruida por los sarracenos; en 1420 cae bajo el dominio veneciano y conocerá un extraordinario esplendor que prácticamente ha llegado hasta nuestros días. En 1997 fue designada Patrimonio de la Humanidad. Hoy en día su principal fuente de ingresos es el turismo que invade sus plazas donde se encuentran todo tipo de establecimientos dedicados a la cultura del ocio. En cierta medida ese mismo turismo está recuperando la parte histórica de su esplendoroso pasado y permitiendo realizar un ambicioso proyecto de reconstrucción integral.

Hay varias cosas de interés para el visitante, para los que realizan una visita fugaz, nada mejor que recomendarles el Museo Municipal (en realidad el palacio barroco de Garagnin Fanfogna) decorado como en el XVIII y en donde se custodian los hallazgos arqueológicos, documentos de todo tipo, indumentaria, etc., alusiva a Trogir. Al lado del coqueto ayuntamiento se localiza la preciosa Catedral de San Lorenzo que ocupa el lugar de la iglesia que destruyeron los sarracenos; las obras de la misma se iniciaron en el XI y duraron varias décadas. Dos leones soportan las estatuas de Adán y Eva, en el enorme tímpano de la puerta hay también un bello relieve con la Natividad. La nave izquierda alberga la tumba del beato Orsini que pasa por ser el primer Obispo de Trogir. La torre del reloj es otro punto que puede resultar de interés o al menos como motivo de alguna bella pose que podría concluirse con la impresionante torre de San Marcos que no siempre está visitable, fue levantada en el XV con claros fines defensivos, era la residencia del gobernador veneciano.

El sello fue concebido por Sabina Resic y recoge el Monasterio Benedictino y una de las esculturas en piedra en la orla inferior. Se emitió en hojas de veinte ejemplares en impresión offset y 100.000 sellos de tirada. Inició su uso postal el 30 de septiembre de 2014.

JUAN FRANCO CRESPO
lacandon999@yahoo.es

Recetas para compartir: Sopa de Ajo al ambiente del Antártico

Siento como si mi cuerpo fuera un muñeco de trapo, zarandeado de arriba abajo, de un lado a otro, y sobre todo ese ruido machacón en mis oídos roto repentinamente por unos golpes bruscos que me hacen temblar de pies a cabeza. No soy capaz de identificar el olor que penetra por mis fosas nasales, es como una mezcla de gasóleo, baja mar y… sobre todo ¿ajo?

Entonces alguien me susurra al oído –Abel, Abel, despierta, es tu turno, son las doce menos veinte–

Estoy como en una nube y no reacciono, hasta que una mano mueve repetidamente mi hombro y me hace despertar, regresando a la realidad: estoy atado con cinchas en pies y pecho, para evitar caer de mi litera mientras atravesamos el tempestuoso Paso de Drake, dicen que el mar más bravo del mundo. Es mi segunda Campaña Antártica y ya nada me resulta extraño, pero estos tres días de travesía entre el Cabo de Hornos y la Península Antártica no dejan indiferente ni siquiera al marino más avezado. Las borrascas rotan continuamente alrededor del Continente, y no es posible cruzar el Paso sin verse inmerso en crudos temporales que, en algún momento, nos hacen creer que el buque va a terminar desmantelado por los furiosos embates de la mar embravecida.

En veinte minutos tengo que relevar a mi compañero de la radio. Entonces, regresa a mi ese olor a ajo y se vuelve más penetrante. Sólo un compartimento más allá se sitúa la cocina. Son casi las doce de la noche y Manolo, el cocinero, está a la tarea de preparar una sopa de ajo para los salientes de los siguientes turnos de guardias de mar. Esta sopa es una arraigada tradición marinera, pocas cosas sientan tan bien al cuerpo, y especialmente cuando el temporal nos anula en redondo las ganas de ingerir nada; a veces en esas condiciones hasta un simple vaso de agua nos hace daño en el estómago.

Después de asearme un poco y refrescarme la cara aun tengo cinco minutos para darme un paseo por la cocina. El barco sigue en medio del temporal y parezco un pato mareado intentando avanzar por el pasillo, con las piernas a horcajadas y los brazos en cruz para apoyarme en los mamparos de ambos lados y asegurar que mi cuerpo no termine en el frío y duro piso de metal.

Manolo está pasando por una gigantesca sartén un montón de ajos que tiene laminados dentro de un gran bol, al lado hay una olla industrial donde pretende elaborar la sopa para más de 70 personas. A pesar de que soy un consumidor asiduo de esta excelente sopa, despreciada en principio por los que nunca han tenido el gusto de probarla, no me había preocupado de saber cómo elaborarla. Este desconocimiento es casi un insulto para un veterano marinero.

– Manolo ¿me enseñarás cómo hacerla?– le pregunto
– ¿Para setenta personas?
– No, no, para tres a seis personas como mucho– le preciso.
– Vale, pero mejor la haces tú y yo te guío, vente mañana a las cuatro que estaré libre.

Sopa de ajo al ambiente del Antártico

Sopa de ajo al ambiente del Antártico

Después de tomarme una taza de chocolate bien caliente me toca subir a la radio, que está justo detrás del puente de gobierno, y eso supone otra odisea. Si no calculo bien y acompaso mis pies con el cabeceo de proa, puedo terminar subiendo de golpe toda la escalera o acabar en cuclillas pegado contra el piso; la experiencia me vale de mucho y consigo subirlas de dos en dos sin contratiempos.

Pero no puedo evitar pararme en el puente, porque el espectáculo es sobrecogedor: el bonito sol que nos acompañaba días antes al partir, y el intenso azul de la superficie, se ha tornado ahora en un cielo gris, casi negro, y en aguas oscuras y tenebrosas, que pueden ser perfectamente observadas cuando estalla el fuerte aparato eléctrico que nos rodea. El feo aspecto de la atmósfera es reflejo de la poderosa tormenta en curso. En el centro –a crujía– una pequeña imagen de la Virgen del Carmen preside el puente, recordándonos lo diminutos que somos ante los elementos desatados.

El anemómetro marca sesenta y cinco nudos de velocidad del viento y en aumento, el radar muestra numerosos y diminutos puntos blancos por toda la pantalla producto de la tormenta eléctrica que se desarrolla en las inmediaciones. La lluvia golpea violentamente contra los parabrisas, y de vez en cuando toneladas de agua pasan en forma de grandes láminas por encima del puente, que son iluminadas por constantes relámpagos diseminados aquí y allá. Los pantocazos se suceden, acompañados de los incómodos bandazos, que impiden realizar las labores más cotidianas de abordo; cenar de plato, por ejemplo, es toda una aventura, y muchos nos inclinamos por algo sólido que podamos introducir dentro de un trozo de pan.

Hace horas que se ordenó el arranchado a son de mar, o sea, que todo objeto susceptible de caer o desprenderse esté bien amarrado para enfrentarnos al temporal. La velocidad se ha reducido a ocho nudos para atacar mejor la Mar que nos entra por la amura. En estas condiciones el piloto automático es inservible, así que un marinero se sitúa a la caña para gobernar manualmente. Nos espera una noche movida, afortunadamente las camas poseen cinchas a la altura de las piernas y del pecho, para asegurar que no daremos con nuestros huesos en el suelo.

En la radio está mi compañero manteniendo una batalla dialéctica con Madrid, al parecer han anulado las conferencias telefónicas hasta nueva orden, el motivo es que todas las antenas las tienen que orientar hacia el Golfo Pérsico por la grave crisis que se está desarrollando allí.

La mañana ha ido mejor de lo esperado, el tiempo ha mejorado ligeramente, pero el último meteo facsímil que imprimí me dice que en pocas horas otra borrasca podría pasarnos muy cerca y volver a zurrarnos duro, así que no pierdo el tiempo. A las cuatro, como un reloj, estoy en la cocina presto a servir de pinche a Manolo.

– Manolo ¿vamos al lío?–

No hizo falta que me respondiera, con un gesto me señala el mandil y los instrumentos de trabajo. Le pregunto entonces por los ingredientes, los cuales veo que ya tiene reservados en una bandeja antibandazos:

Para tres personas:

-6 dientes de ajo
-3 huevos
-200 gramos de pan duro en rebanadas finas
-Entre 50 y 75 ml de aceite de oliva virgen
-100 gramos de jamón serrano (opcional)
-1 cucharada de pimentón dulce
-2 litros de caldo a temperatura ambiente (preferiblemente de pollo), o agua en su defecto
-Una pizca de pimienta negra
-Sal

Manolo me indica que lo primero es pelar y laminar todos los ajos. Aunque es opcional, en esta receta usaremos jamón serrano que picaremos en cuadraditos. Seguidamente, en una olla ancha me manda sofreír los ajos en aceite de oliva virgen hasta que tengan un ligero color tostado. Me pongo a ello cuando de pronto oigo:

– ¡Para, para, paraaa, así no!– me dice Manolo con voz inquisitoria.

Por instinto levanto raudo las manos como si me estuvieran apuntando con una pistola en la cabeza.

– ¿Qué hice mal?– pregunto sorprendido.
– Has quemado los ajos, ya no nos sirven.

Sin mediar palabra Manolo me retira la cazuela y vacía todo su contenido, desechándolo. Me informa que si quemo los ajos la sopa tendrá un sabor amargo. Así pues tomo buena nota de este punto que parece muy importante, ya no volveré a cometer el mismo error. Pelo y lamino más ajos y añado aceite limpio, comenzando de nuevo.

Siguiendo las instrucciones de mi maestro, cuando los ajos ya están algo tostados los retiro hasta más tarde. Añado a la olla el jamón picado y lo sofrío un par de minutos, tras lo cual incluyo también el pan duro en rebanadas, removiendo todo convenientemente durante otro par de minutos hasta que el aceite quede prácticamente absorbido por el pan. En este momento retiro la olla del fuego y espero unos segundos antes de añadir el pimentón, para que no se arrebate debido al calor. Remuevo todo bien para que el pimentón impregne el pan.

Ahora, asegurando que el caldo de pollo esté a temperatura ambiente, lo vierto sobre todo el contenido de la olla. Si no tuviera caldo, aunque el sabor no sería tan intenso, podría utilizar agua simplemente. Incorporo también los ajos que he reservado antes, sazono con pimienta negra y dejo cocer entre veinte y treinta minutos a fuego mediano.

Y mientras observo como la olla comienza a hervir, escucho por órdenes generales:

– ¡Abel, al puente!

Me reclaman arriba, así que pido a Manolo que eche un vistazo a la cocción y retire la olla del fuego si tardo más de media hora.

Cuando llego al puente me comunica el oficial de navegación que el equipo de comunicaciones por satélite Inmarsat está emitiendo unos pitidos muy molestos y repetitivos. Tras una primera observación me percato que el equipo pierde varias veces la situación, avisando con una alarma característica de pitidos intermitentes. Me preocupo porque no es habitual, ya que este aparato está preparado para conservar el contacto con el satélite incluso con temporales más crudos. Después de reiniciarlo confirmo que algo va mal en el circuito de la antena parabólica; se trata de un grave contratiempo, pues en este momento estamos incomunicados por satélite ante cualquier emergencia, pues para cosas urgentes la comunicación HF con Madrid ya no es viable.
Me planteo seriamente si subir al mástil de la antena para hacer las comprobaciones pertinentes. El mástil es muy corto, a menos de dos metros de la cubierta, pero aun así incita a respirar hondo antes de aventurarse, porque el temporal no ha cesado totalmente y allí arriba se siente mucho más el movimiento lateral y el húmedo viento racheado.

Quizá sea el sentido profesional, o simplemente la inconsciencia de la juventud perdida que aún aflora, el caso es que me visto con traje de aguas y un chaquetón de mar, y me ato sobre él un cinturón de seguridad. Pido a un compañero que esté presente en todo momento desde abajo con un walkie-talkie en la mano. Tomo aliento y subo.

La cúpula de la antena tiene una pequeña escotilla en la parte inferior, a través de la cual puedo acceder con dificultad; me cabe malamente la cabeza y un brazo estirado en cuyo extremo porto una linterna para iluminar el interior. Con el equipo apagado no detecto nada sospechoso, ni olor a quemado. Tendré que encender el equipo para ver la antena en funcionamiento, no me gusta la idea pero no encuentro otra alternativa.
Pido a mi compañero que mande activar el equipo de satélite. No tengo más remedio que asomar la cabeza en el interior con los servomotores giroscópicos en movimiento, los cuales giran a unas 12.000 revoluciones por minuto; al encontrarme dentro de una cúpula totalmente cerrada el ruido es ensordecedor y muy agudo, penetrando fuertemente en mis oídos. No puedo obviarlo porque necesito escuchar los sonidos emitidos por servos y engranajes para tratar de identificar dónde está el fallo. Observo que la antena se orienta correctamente en elevación (cuando el barco se inclina), pero no responde en azimut (cuando el barco vira). Entonces me percato que el problema lo tengo a altura de mis ojos: el reostato de la orientación en azimut gira libremente sin control, pues el tornillo que sujeta su eje está flojo. La avería quedaría solucionada con un simple destornillador Philips de estrella. Pero soy incapaz de continuar, la cabeza me da vueltas y tengo ese penetrante sonido agudo de la giroscópica en lo más profundo de mi cerebro. Pido a mi compañero que apague el equipo y se encargue de apretar el tornillo, mientras intento bajar al interior con grandes dificultades; nunca el sonido de la máquina diésel me pareció tan monótono. A los cinco minutos devuelvo lo poco que había desayunado.

A mi regreso a la cocina debo parecer un fantasma, porque Manolo me dice que estoy más blanco que el talco y me invita a que me acueste y descanse. A pesar de todo ya me siento algo mejor y rechazo la idea. No quiero dejar la receta por la mitad, al fin y al cabo tardé menos de media hora en solucionar un problema que, en principio, me pareció más grave de lo que resultó ser.

Continúo pues donde lo había dejado. A los 20-30 minutos de cocción llega el momento de cascar los huevos añadiéndolos enteros, a la vez que voy removiendo para que las claras y yemas se deshagan y cuajen. Sazono con sal si fuera necesario (el jamón serrano siempre suelta algo de sal) y dejo cocer cinco minutos más.

Ya está, apago y dejo reposar.

Manolo observa el resultado de mi trabajo y tras probarlo me hace un gesto de afirmación, al tiempo que me felicita:

–Chaval, te ha salido como a un profesional, ¡enhorabuena!

Satisfecho, le doy las gracias por su tiempo e intento acceder a la cubierta por popa para tomar aire fresco, pero cuando abro la puerta de toldilla observo un impresionante panorama: aún hay marejada y muchas olas rebasan la borda y convierten el habitáculo en una improvisada piscina, donde el agua se desplaza alternativamente entre babor y estribor con inusitada fuerza, formando espumeantes crestas de colores blanco y celeste. Así que, salir allí es una temeridad, mejor refugiarme en el interior hasta que amaine el temporal.

A las ocho de la tarde casi hemos dejado atrás la última borrasca, la línea de convergencia antártica también hace muchas horas que quedó lejos, pronto avistaremos las primeras cumbres nevadas de las Shetland del Sur. Es momento de disfrutar de la receta en un puro ambiente antártico, así que ataviado con el chaquetón y el gorro polar, y tras servirme un buen tazón de mi sopa de ajo me dirijo al castillo de proa.

Isla Smith - Antártico

Isla Smith – Antártico

Apenas hay una marejadilla que no impide circular cómodamente por la cubierta. La temperatura 6ºC bajo cero, lo demuestran las bitas de amarre que hay frente a mí, cubiertas por barlovento con una espesa capa de hielo. Al fondo, en lontananza, diviso el primer vestigio de las tierras antárticas: la isla Smith, cubierta de una nieve blanca inmaculada desde las escarpadas cumbres montañosas hasta el mar, es una imagen impresionante que obliga a reflexionar sobre nuestra existencia.

Y allí, de pie, apoyado de espaldas sobre el cabrestante del castillo, con el tazón humeante entre mis manos tomo un sorbo y cierro los ojos, dejo que el aire húmedo cargado de sal acaricie mi piel. Saboreo la Mar entre mis labios, aspiro profundamente y disfruto sin prisas de esta impagable recarga de pilas.

____________
Dedico esta receta a Javier, un chef excepcional y viejo compañero de Twitter:
https://twitter.com/recetasjavier”

 

Próximo Seminario Método ARCÓN por el ITUE, México

El Instituto Tecnológico Universitario Empresarial ITUE, México, pionero a nivel nacional en ofertar la Carrera Técnica Superior Universitaria en Protección Civil, realizará el Seminario “Método Arcón, búsqueda y detección de personas sepultadas con vida” que será impartido durante los días 29 y 30 de Noviembre .

Conferencias magistrales y sesiones teóricas de especial interés serán impartidas por los docentes Jaime Parejo García y Javier Luque Sánchez, miembros de los Cuerpos de Bomberos de Sevilla y Estepona (España) respectivamente, profesores oficialmente homologados en esta difícil y compleja área del conocimiento, Búsqueda y Detección Canina Método Arcón, por la Universidad de las Fuerzas Armadas – ESPE, Ecuador.

Seguidamente intervendrán en la dirección y ejecución de simulacros demostrativos (alto nivel) de búsqueda y detección de persona sepultada con vida bajo escombros, demostraciones extremadamente rigurosas, con perro homologado método ARCÓN, que dejarán patente nuevamente el óptimo nivel de eficacia que caracteriza a esta reconocida metodología para la búsqueda, detección y salvamento de vidas humanas ante siniestros que implican sepultamiento de personas con vida; exponiéndose positivamente y con profundidad a continuación, las valoraciones técnico-operativas relativas a todas las operaciones de búsqueda y rescate realizadas.

Ambos expertos están oficialmente reconocidos a nivel internacional, siendo actualmente Jaime Parejo el investigador y docente, en esta área, con mayor reconocimiento, a nivel mundial, habiendo sido galardonado por las Naciones Unidas, Universidades, Gobiernos, Protección Civil, Bomberos, Ejércitos, Policías… (documentalmente acreditado en la web oficial del Método ARCÓN : http://www.metodoarcon.org/jaime-parejo/reconocimientos ) .

Con el objetivo principal de incrementar el salvamento de vidas humanas frente a todo tipo de siniestros que impliquen el sepultamiento de personas (terremotos, deslizamientos, huracanes, explosiones…) interviniendo con el máximo nivel de eficacia aplicada, este trascendente evento estará prioritariamente destinado a miembros activos de Unidades Caninas de Rescate pertenecientes a : Cuerpos de Bomberos, Policía, Ejército, Protección Civil, Cruz Roja y Asociaciones legitimadas para intervenir en siniestros, Autoridades competentes en el área de Seguridad Pública y Protección Civil, así como a Estudiantes, Docentes, Investigadores y Autoridades Académicas de Carreras Universitarias relacionadas.

Página oficial del Instituto Tecnológico Universitario Empresarial ITUE, México :

http://www.itue.com.mx/

Más del 25% de las flores se enfrentan a la extinción, muchas incluso antes de que sean descubiertas

Los científicos afirman que la actividad humana podría significar el final para una cuarta parte de todas las plantas con flores, creándose un gran impacto en la cadena alimentaria.

Image and video hosting by TinyPic  “Planta carnívora gigante, Nepenthes attenboroughii, está bajo amenaza de extinción -, junto con el 25% de todas las demás en la tierra. Fotografía de: cuidadodeflores.com

Un estudio realizado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza* estima que más de una de cada cuatro de todas las plantas con flores se encuentran bajo amenaza de extinción, según el último reporte que confirma la continúa destrucción de gran parte del mundo natural por la actividad humana. Como resultado, muchos de los especímenes más coloridos de la naturaleza podrían perderse, incluso antes de que los científicos incluso puedan descubrirlas.

Otros resultados reflejan que uno de cada cinco de todos los mamíferos, casi uno de cada tres anfibios y uno de cada ocho aves son vulnerables a ser aniquilados por completo. Se estima que, a finales de este año, hasta 400.000 plantas deberán ser publicadas por la UICN como parte de su misión para evaluar el estado de toda la vida en la Tierra mundo.

Para realizar este estudio, los investigadores de la UICN comenzaron por llevar a cabo una revisión independiente de la cantidad de plantas con flores (que constituyen la mayor parte del reino vegetal) que existen. Teniendo en cuenta la velocidad a la que se están describiendo nuevos ejemplares por ciencia y ajustándolo para reflejar el creciente número de descubrimientos científicos en los últimos años, y entrevistar a los expertos que se centran en diferentes grupos, tales como orquídeas, lirios o pastos. El equipo calculó que en la parte superior de la “mejor estimación”; de las 352.282 plantas con flores existentes,  existe otra parte (entre el 10 y 20%, o 35,000-70,000), que todavía deben ser oficialmente descubiertas.

La segunda etapa consistió en evaluar el nivel de las amenazas de la pérdida de hábitat, debido a la tala de la tierra para la siembra de cultivos o árboles, el desarrollo, o causas indirectas como la caída de los niveles de aguas subterráneas y la contaminación. Utilizaron un estudio publicado en la revista “Especies en peligro” de 2008, que estima que una de cada cinco especies conocidas eran vulnerables a la extinción.  Si tomamos el número de especies que se conocen actualmente como amenazadas, y añadimos las que aún no se han descubierto, se puede estimar que; entre el 27% y el 33% de todas las plantas con flores se verá amenazada con la extinción.

Estas estimaciones se basan en la amenaza inmediata, y no tienen en cuenta un mayor desarrollo de los factores destructivos; incluyendo la alteración del clima. Sin embargo, la advertencia se produce durante un creciente reconocimiento internacional del valor del mundo natural para los seres humanos en la prestación de servicios a los ecosistemas, la protección contra inundaciones, medicinas, espacios espirituales y disfrute.

Las plantas son la base de gran parte de la vida en la tierra, con casi todas las otras especies dependientes de ellas, y si nos  deshacemos de ellas, nos estaremos deshaciendo de todas de las cosas por encima de ellas.

* http://www.iucnredlist.org







  •