Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas



Cita para la reflexión: Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama (Miguel de Cervantes)

Zoología

INVERTEBRADOS

Insectos - 4ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9

Clasificación (continuación)

Himenópteros (continuación)

omo se dijo, los himenópteros son un orden de insectos muy numeroso, habiéndose clasificado dentro de su orden cientos de miles de especies. Algunas familias son especialmente conocidas por sus características sociales (como las hormigas), y otras por los beneficios que ofrece a los humanos (como las abejas)

Los himenópteros se agrupan en los subórdenes Apócritos y Sínfilos:

Himenópteros apócritos

Son himenópteros de cuerpo sin cintura. Se distinguen las siguientes familias Formícidos (hormigas), Véspidos (avispas), Ápidos (abejas):

  • Formícidos (hormigas)
    Son insectos de una compleja e interesante organización social. Viven en comunidades perfectamente organizadas, las cuales integran reinas, hembras fértiles (en su mayoría aladas), hembras estériles (se encargan del alimento y cuidado de las larvas), machos (que sirven solo para la reproducción), y obreras. Las colonias habitan en galerías excavadas en el subsuelo, o en huecos de los árboles. Algunas especies (generalmente las hembras) están provistas de un aguijón que expele un líquido venenoso (ácido fórmico). El género tipo es formica.
  • Véspidos (avispas)
    Son insectos sociales o solitarios, de tamaño mediano o grande, con aguijón, depredadoras (alimentan sus larvas con otros insectos), mandíbulas cortas y robustas y alas que se pliegan longitudinalmente a lo largo del cuerpo cuando están en reposo. Tienen el cuerpo de color negro con bandas amarillas transversales. En sus colonias existen machos y hembras estériles, y hembras fértiles. Ejemplo del género Vespula y Polites.

    Las avispas son himenópteros integrados en la familia Véspidos
    Las avispas son himenópteros integrados en la familia Véspidos

  • Ápidos (abejas)
    Los más evolucionados (ápidos superiores) forman sociedades permanentes o anuales, los menos evolucionados (ápidos inferiores) son solitarios. Las obreras poseen un aguijón retráctil asociado a una glándula venenosa situado en el extremo del abdomen; cuando se ven amenazadas intentan defenderse clavando el aguijón, pero en ese acto lo pierden y se desgarran el abdomen muriendo a continuación. El primer artejo de los tarsos posteriores es más dilatado que los demás y piloso; este órgano les permite recoger el polen. En la cabeza presentan un aparato lamedor y apropiado para absorber el néctar de las flores. Tienen dos ojos compuestos (que les permiten una visión cromática), tres ocelos y un par de antenas. El tórax aloja tres pares de patas y dos pares de alas. El abdomen está segmentado, con seis segmentos en las hembras y siete en los machos; en las obreras se distinguen unas glándulas que segregan la cera.

    Las abejas son himenópteros integrados en la familia Ápidos
    Las abejas son himenópteros integrados en la familia Ápidos

    En los ápidos sociales se distinguen tres clases de individuos: obreras, reina y zánganos. Las obreras son mayoría en las colonias (se cuentan por millares); son estériles, su labor es recolectar el polen que posteriormente transforman en su tubo digestivo y segregan como miel, construir las celdillas de la colmena, y cuidar o alimentar a las larvas o crías. La reina es fértil, puede vivir hasta cuatro años, durante los cuales llega a realizar puestas que totalizan unos dos millones de huevos. Los huevos no fecundados dan lugar a los zánganos, los cuales tienen como única misión fecundar a la reina, que se realiza en pleno vuelo; posteriormente los zánganos serán muertos por las obreras y arrojados fuera de la colmena. Por su parte, los huevos fecundados dan lugar a obreras o reinas dependiendo de la alimentación que reciban. Cuando una colonia es demasiado numerosa, la mitad de las abejas abandonan la colmena junto con una reina, formándose lo que el llamado enjambre, en busca de un lugar donde ubicar una nueva colonia. Pertenecen a esta familia los los géneros: Apis, que incluye la abeja común o parda (Apis mellifica) y la abeja italiana o amarilla (Apis ligustica), ésta última más dócil y productiva; Bombus (que incluye los abejorros), Melipona, etc.

  • Cinípedos o Cinípidos
    Son insectos de pequeña talla, fitófagos o parásitos; pueden provocar agallas o cecidios. Ejemplo del género Biorhiza aptera (produce agallas en las hojas de encina), y Rhodites rosae (produce agallas en las hojas del rosal).

  • Icneumónidos
    Son insectos parásitos de otros insectos (las hembras poseen un oviscapto para depositar los huevos dentro del huésped). A esta familia pertenece el género Rhyssa.

Himenópteros sínfilos

Son Himenópteros de cuerpo con cintura. Se distingue la familia Sirícidos; éstos son insectos de cuerpo alargado, alas grandes, y largas antenas con numerosos artejos (pueden llegar hasta 30). Sus larvas son de color amarillo o blanquecinos, con abdomen finalizado en punta córnea. Perforan la madera, e incluso algunos metales blandos. A esta familia pertenecen los géneros Sirex y Urocerus.

1 2 3 4 5 6 7 8 9


Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad