Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas






Cita para la reflexión: No hay malas hierbas ni hombres malos, sólo hay malos cultivadores (Victor Hugo)




Zoología

CORDADOS

Reptiles - 1ª parte


1 2 3 4

os reptiles son Vertebrados amniotas (con embrión provisto de amnio o membrana que envuelve al feto), y poiquilotermos (con incapacidad para regular la temperatura de su propio cuerpo). Aparecieron a finales del periodo Carbonífero superior (hace unos 280 millones de años), y fueron muy abundantes durante toda la era secundaria (hasta hace unos 65 millones de años).

Características generales

Los reptiles presentan cuerpo de forma variable, generalmente recubierto con un exoesqueleto de escamas epidérmicas córneas, a veces con placas dérmicas óseas; las que cubren la cabeza (y en ocasiones otras partes del cuerpo), reciben nombres especiales que determinan habitualmente el tipo de especie. La piel carece de glándulas y puede presentar coloraciones muy variadas; en las tortugas y galápagos la piel es muy gruesa, transformándose en los escudos del caparazón.

Tortuga marina de las aguas de Hawai
Tortuga marina de las aguas de Hawai

El esqueleto de los reptiles está muy modificado con respecto a los anfibios. Por ejemplo, en los cocodrilos existe una separación entre vía digestiva y respiratoria por medio de un paladar óseo secundario. La anatomía interna también presenta modificaciones en relación con los anfibios, como una lengua con capacidad para realizar movimientos complejos, que les faculta además para airear y estimular el órgano vomeronasal encargado del olfato; en el caso de los saurios la lengua constituye un excelente órgano gustativo y táctil. Igualmente, se distingue un hígado y páncreas bien desarrollados.

La musculatura está especialmente desarrollada en las extremidades adaptadas para la locomoción; éstas, salvo en las serpientes, son habitualmente pentadáctilos (poseen cinco dedos). En la mandíbula de determinados reptiles cobra importancia la presencia del hueso dentario. La cintura torácica se compone de: clavícula, interclavícula, precoracoides y coracoides; y la pelviana, de ilion, isquion y pubis.

La respiración de los reptiles es pulmonar; el aire penetra a la boca por los orificios nasales, sigue por la tráquea, que posee una tapa cartilaginosa (glotis), y llega a los pulmones a través de los bronquios. Los reptiles no pueden recibir oxígeno a través de la piel, por eso disponen de pulmones bien desarrollados divididos en múltiples alvéolos, para conseguir una mayor efectividad de la función pulmonar. Los ofidios carecen de pulmón izquierdo o lo tienen muy reducido.

Los reptiles presentan el cuerpo generalmente recubierto con un exoesqueleto de escamas epidérmicas córneas. Pueden mostrar coloraciones muy variadas. En la imagen una serpiente de morro largo (Ahaetulla nasuta)
Los reptiles presentan el cuerpo generalmente recubierto con un exoesqueleto de escamas epidérmicas córneas. Pueden mostrar coloraciones muy variadas. En la imagen una serpiente de morro largo (Ahaetulla nasuta)

El corazón de los reptiles consta de tres cámaras (cuatro en el caso de los cocodrilos, que les facultan para una mejor separación de la sangre arterial y venosa); el aparato circulatorio es en general muy similar al de los anfibios. El aparato excretor lo constituyen dos riñones dorsales, cada uno de los cuales desemboca en un uréter de la vejiga; la orina es conducida a la cloaca a través de la papila urogenital. Una característica de la orina en las especies de ambientes secos es su concentración en ácido úrico, que les permite conservar el máximo de agua; contrariamente, las especies de ambientes acuáticos (como las tortugas) suelen excretar amoníaco.

El sistema nervioso de los reptiles, en comparación con los anfibios, destaca por poseer un encéfalo mucho más complejo. Los órganos sensitivos (ojos, oído, olfato y equilibrio) están bien desarrollados. El órgano vomeronasal complementa el sentido del olfato. Un sentido característico de algunos reptiles (serpientes) es el órgano de Jacobson, consistente en dos fosas que se sitúan entre los ojos y la nariz, y con capacidad para detectar las presas mediante el calor que emiten.

A excepción de algunos lagartos y tortugas terrestres herbívoros, la mayoría de reptiles son depredadores, algunos muy voraces y temibles, ejemplo de las serpientes constrictoras o los cocodrilos. Todos, a excepción de las tortugas, poseen dientes; en la cavidad bucal disponen de numerosas glándulas, especialmente las glándulas venenosas de los ofidios, cuya sustancia tóxica es capaz de desencadenar graves reacciones orgánicas y celulares que pueden desembocar en la muerte.

Los reptiles son mayoritariamente depredadores. Algunos poseen glándulas que segregan venenos muy potentes capaces de causar la muerte
Los reptiles son mayoritariamente depredadores. Algunos poseen glándulas que segregan venenos muy potentes capaces de causar la muerte

La actividad vital de los reptiles está limitada a las épocas más cálidas, precisamente por su característica de animales poiquilotermos, y por la cual la temperatura corporal queda determinada por la temperatura ambiental; de ahí que sea muy común observar a los reptiles literalmente "tomando el sol". Habitan variados ambientes; los hay marinos, como muchos quelonios y algunos ofidios e iguanas; de agua dulce, como los galápagos, variados ofidios como las culebras, y los cocodrilos; y también terrestres, de terrenos secos (ejemplo de los saurios), montañosos o boscosos, e incluso subterráneos (como la culebrilla ciega), o de vida arborícola (como el camaleón).

Los reptiles son fundamentalmente ovíparos y de sexos separados; también se da el viviparismo y ovoviviparismo, como en las víboras y otras serpientes. La hembra suele enterrar los huevos y dejar que se incuben al calor del sol. La fecundación es interna (los machos poseen órganos copuladores).

1 2 3 4




Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad