Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas



Cita para la reflexión: "Ser estúpido, egoísta y estar bien de salud, he aquí las tres condiciones que se requieren para ser feliz. pero si os falta la primera, estáis perdidos" (Gustave Flaubert)

Zoología

CORDADOS

Peces - 1ª parte


1 2 3 4

Introducción

os peces son una superclase de animales vertebrados acuáticos gnatostomados (quiere decir provistos de mandíbulas articuladas). Están dotados de aletas pares y respiran por branquias. Son fundamentalmente poiquilotermos, es decir, no pueden regular su propia temperatura corporal, motivo por la cual ésta varía según la temperatura ambiental.

Los peces son mayoritariamente marinos, aunque existen variadas especies de agua dulce (trucha, esturión, carpa, barbo, lucio, etc.). La excepción a ambos hábitats la presentan los salmones y anguilas, que dividen el ciclo vital entre el mar y los ríos, entre los que realizan largas migraciones para realizar las puestas.

Los peces se dividen en Condroíctios (de esqueleto cartilaginoso), y Osteicticios (de esqueleto óseo). Entre los Condroíctios destacan algunas especies depredadoras muy conocidas, como el tiburón blanco; o que se alimentan de plancton, como el tiburón ballena. Por su parte, los Osteicticios están muy diversificados; existen grupos gregarios, como los de la familia Clupeidos (sardina, boquerón, arenque...), que se desplazan en grandes bancos; periformes (atún, caballa...); depredadores (barracuda, lucio, piraña...); y también otros con dieta fitófaga y micrófaga (carpas, mugílidos, etc.). Muchos peces son bentonicos; viven en los fondos arenosos y semienterrados (rodaballo, lenguado...), o con formas abisales (que poseen órganos luminosos).

Condroíctios

Los Condroíctios son una clase de peces bastante homogéneo con respecto a los Osteíctios, casi todos marinos depredadores y necrófagos, caracterizados por su esqueleto cartilaginoso más o menos calcificado, notocorda persistente en la fase adulta, aunque reducida, cola heterocerca (aleta caudal con lóbulos desiguales), y fosas nasales incomunicadas con la cavidad bucal. Poseen aletas pares (ventrales y pectorales) e impares (una caudal, una anal y dos dorsales), todas ellas sostenidas mediante piezas cartilaginosas. La piel está recubierta de unas escamas que semejan dientes (dentículos dérmicos). La boca esta situada en posición ventral y transversal.

La piel de los Condroíctios posee varias capas epidérmicas y una dermis muy gruesa, que les aportan una gran dureza y resistencia. Bajo la dermis disponen de numerosos dientecillos o dentículos dérmicos que cubren todo el cuerpo, también llamadas escamas placoideas con objeto de diferenciarlos de las escamas típicas de los peces Osteíctios.

El estómago es ancho y el intestino está provisto de una válvula en forma de espiral que facilita una mejor absorción. No disponen de opérculos (agallas, conchas, etc.) ni vejiga natatoria. Respiran mediante branquias laminares, las cuales capturan el oxígeno del agua que irriga la sangre. El aparato circulatorio es cerrado; consta de un corazón dividido en dos cámaras, arterias, y vasos diversificados por todo el cuerpo. Una curiosidad de esos animales es el alto contenido de urea en la sangre, cosa que no ocurre en ningún otro vertebrado, y se estima que procede de una adaptación secundaria al agua del mar a partir de antepasados de agua dulce.

En los Condroíctios se distinguen numerosos receptores sensitivos, tales como ojos complejos (aunque de escasa agudeza visual), olfativos o gustativos. También poseen terminaciones nerviosas a ambos lados del cuerpo (la línea lateral), que les permiten detectar las vibraciones del agua (los movimientos que se realiza a su alrededor). También disponen de receptores de gravedad para estabilizar el cuerpo durante los desplazamientos de giro. Se estima que no perciben sonidos.

La reproducción es ovípara mayoritariamente, pero también se da en algunos tiburones la reproducción ovovivípara o vivípara. La fecundación es interna. El embrión se desarrolla dentro del huevo mientras dura el vitelo, alimentándose posteriormente por sí mismo.


La reproducción de los peces es mayoritariamente ovípara

Los Condroíctios se dividen en dos subclases Elasmobranquios, Plagiostomos o Seláceos, entre los que se incluyen los tiburones gigantes de hasta 15 m. de longitud, las rayas, pintarrojas, etc.; y Holocéfalos (quimeras).

Elasmobranquios, Plagiostomos o Seláceos

Los Elasmobranquios son una subclase de peces Condroíctios caracterizados por poseer entre 5 y 7 pares de hendiduras branquiales, que se abren a los lados de la faringe o ventralmente, según el grupo a que pertenezcan. Las estructuras respiratorias también reciben agua a través de dos orificios laterales (los espiráculos), que se encuentran situados delante de las branquias.

Se distinguen dos formas básicas y bien diferenciadas entre sí, los del superorden Pleurotremados (como los tiburones), e Hipotremados (como las rayas).

La raya es un eslamobranquio integrado en el superorden hipotremados
La raya es un eslamobranquio integrado en el superorden hipotremados

Entre los peces Pleurotremados se distingue el orden Galeiformes, que agrupa a varias familias muy importantes y conocidas, entre cuyas especies cabe destacar el temido tiburón blanco o jaquetón, el marrajo, los peregrinos, el tiburón ballena, la pintarroja, el tiburón azul o tintorera, el cazón, el pez martillo, etc. Las pintarrojas o lijas son los representantes más pequeños de este grupo, con una longitud no superior a los 80 cm.

Entre los peces Hipotremados se distinguen los órdenes Rayiformes y Torpediniformes. Los Rayiformes agrupan varias familias con especies también muy conocidas, ejemplo de los Prístidos, que incluye al pez sierra; y Ráyidos, que incluye la raya común.

Los torpediniformes agrupan la familia Torpedínidos, que incluye el pez torpedo. Las rayas y torpedos han adaptado la forma del cuerpo para vivir en los fondos arenosos; éste es aplanado, ancho y con cola larga y afilada. Su alimentación es a base de plancton o pequeños animales invertebrados, de ahí que sus dientes sean menos afilados que las especies fundamentalmente carnívoras (los Pleurotremados).

Muchas especies de rayas disponen de órganos ofensivos o defensivos capaces de realizar potentes y contundentes descargas eléctricas (en ocasiones de más de 2000 voltios de tensión).

1 2 3 4


Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad