¡No te olvido!

No vuelan las hojas de este almanaque,
aunque mengüe la Luna su brillo reflejo,
aunque rompan las millas este largo trecho,
no merma el suspiro y deseo de amarte.

No detiene este músculo su sentido latir,
recordando las letras que me regalaste,
empapado en ellas rezuma con deleite,
la rima del verso que vengo a recitarte.

Sumida en mi piel acaricias mis sueños,
te fundes conmigo en la Mar celeste,
excitadas las fibras de mi cuerpo ardiente,
del cielo estrellado ya somos los dueños.

Alzado en tus ojos alcanzo tu cumbre,
tendido en tus labios endulzo los míos,
el trémulo ritmo de tu pecho erguido,
sensible y constante repite mi nombre.

Yo susurro el tuyo entre la fina bruma,
mientras el aliento contiene el deseo,
no quiero dejarte después de mil besos,
sólo quiero amarte a la luz de esta Luna.

Ya no tiene miedo tu piel sonrosada,
a ser explorada por mis labios ansiosos,
las horas transcurren contigo gozosos,
y el tiempo se para en brazos de mi amada.

No quiero que acabe este amor vivido,
quiero que me siga hasta la luz del alba,
que venga a mis sueños cuando seas llamada,
porque, sabes bien que yo… ¡no te olvido!

Anhelo de ti

Nuevamente estoy sumergida en el mar de mis emociones,
anhelando dia tras día al hombre que enamoró mis cinco sentidos;
mi piel necesita el calor de tu piel;
mis ojos extrañan la sensación de volar al mirarse en los tuyos;
mi olfato extraña el olor de tu piel, tu aliento cálido y dulce;
mi oído necesita escuchar de nuevo una declaración de amor;
mi boca necesita la tuya, el calor de tus besos, la caricia en mi piel…

Anhelo la mujer que conocí cuando llegaste a mi vida;
anhelo el camino andado, los sueños, la complicidad, el amor, la ternura, la pasión….

Anhelo sentirme mujer…..

Sabor

Entre las mieles del amor se degustan las
Alegrías que llenan, revitalizando el corazón.

Entre la dulzura que provoca simplemente
El fundirnos en un suave ósculo,
Se percibe el inimaginable aroma
Que despiden los momentos que
Juntos escribimos, en aquel inhóspito
y rudo lienzo blanco.

Y entre cada manifestación de
Mutuo afecto y fresco ingrediente de
Cariño se saborea la hermosura
Del estar a tu lado, de recorrer
Cada rincón de tu sombra y de
Experimentar el placer de caminar
De la mano hacia el rumbo
De un fantástico y prometedor
Futuro,amor mío, al morir con la certeza
de que lo nuestro no fue un amor eterno
pero si aquel Don que el Todopoderoso nos
concedió, nadando en las aguas de experiencias
vividas, anclando mi barco, en el puerto de tus
más insipientes deseos.

Diamante. / 2008/

Llueve Lento

Se aproxima el momento y llega el instante
A paso lento, todo se agita, un estruendo
A lo lejos se oye, y con sagaz agudeza palpita.

Llueve y llueven lagrimas de sufrimiento, como
Una señal dibujada en el centro de un cristal.

La chispa de la vida minuciosamente se evapora
en cada gota y nadie se atreve a su corazón abrir,
ninguno sede un solo paso y no encarnan aunque sea
Un segundo de ajeno dolor.

Ninguno quiere de este beber aunque sea solo
Un trago, porque se perdió la conciencia, sé
Olvido ya la paciencia, porque en un mundo medio
Transformado lo único importante es vivir, sí,
Pero bien afanado.

Ya nadie quiere desnudar el alma, dejar al
Natural su esencia humana y sentarse a
Escuchar otras historias con calma. Sintiendo la
Fascinación, de el oro en una tarde descubrir,
Recreando episodios y capturando enseñanzas sin fin.
Y en medio de la tormenta, sabio llegar a ser, teniendo en cuenta que es la única e inagotable riqueza de obtener…

Diamante. /2006/

Para Decir Tú

Para decir tú solo necesito que me dejes llenar tú corazón
Para rozar tú piel, sin tocar tus huellas, la constelación

de estrellas que enmarca tu rostroy expresarte todo mí cariño.

Para poder decir tú con alegría, solo necesito ver tus ojos, mi vida.

Para pensar en ti, solo basta, ver tú hermoso rostro,

que se parece en la belleza y suavidad a la flor,

que llevo conmigo para regalártela en tú día.

Si tan solo le dieras rienda suelta a este anhelo,

para que juntos compartiéramos el mismo sueño,

corriendo de la mano entre rosales y valles extensos…
Y aunque constantemente para ti, no esté presente,

piensa en mí, un pequeño instante a si no lo hagas con el mismo sentimiento,

con el que yo lo realizo.
Solo este corazón que con el sonido de tú voz,

salta y se acelera de total emoción,

a gritos te pide que seas cada vez más fuerte,

para que te vuelvas inmune a la sangre suicida que ronda este mundo terrenal

y para que no se te ocurra cortarle las alas al ángel que vuela a nuestro lado y

que mantiene la ilusión de hacer realidad, esto que aún no ha comenzado…
Pero será duradero, porque como las rosas del jardín, tú lo cultivas, yo lo engalano

y estando juntos se fortalece,sin azar, ni gitanos.
Y así que como aquellos cuentos de adas,

dignos de una princesa,con mis rodillas en el suelo y un ósculo en tu mano, las fantasías

llegarán a su fin, mi delicada doncella.

Diamante. /2005/

AMOR

AMOR

Es el aire tibio de la primavera
un poco más móvil
un poco más denso.
Que con bocanadas de sol impacientes
te besa y es dulce pero siempre urgente.

Despeina los árboles, despiertos de verde
arremolina nubes en el azul cielo
transporta los trinos por las hojas nuevas
y los introduce en nuestros oídos
y luego los lleva.

Se toca su aliento de aromas espesos
como manzanilla, miel, clavo,
polvillo, casi imperceptible,
que en la manos queda.
Es la primavera que respira anhelos.

Adela 1-4-2011

Unidos por la eternidad

Nunca encontrarás en otros labios,
el beso tan sincero que te doy,
puro, intenso, fiel, eterno,
en nuestro edén infinito,
cubriendo con calor nuestras caricias.

Nunca encontrarás en otras manos,
caricias que te hagan estremecer,
sentimiento infinito, que durara por siempre,
en nuestra alma eterna tu y yo.

Nunca encontraré en otro cielo,
miradas tan profundas como el mar,
luceros que sueñan, mariposa eterna,
tatuando amor siempre en mi piel.

Siempre encontrare calor infinito en tu piel,
juntos contaremos estrellas en el firmamento,
siempre viviré con tu amor escrito en mi piel,
y eternamente estaré contigo en el cielo.

Siempre llevaremos juntos,
este amor eterno que nos quema,
unidos siempre estaremos,
juntos profesando amor,
eternamente en el cielo.

Nos amaremos por siempre,
colibrí y mariposa en nuestro cielo,
profesarnos amor eternamente,
entre besos y caricias eternamente.