Especial 125 aniversario de National Geographic - 40% de descuento en tu suscripción a la Revista [pincha aquí]

Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas



Cita para la reflexión: Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender es peligroso (Confucio)

Plantas medicinales

FITOTERAPIA

Enfermedades del hígado y vesícula biliar


Hepatitis y cirrosis hepática   Disfunciones hepáticas   Trastornos de la vesícula  Cólico biliar   Insuficiencia pancreática   Ascitis

Plantas para la hepatitis y cirrosis hepática

a hepatitis es la inflamación aguda o crónica del hígado. Puede estar originada por la presencia de microorganismos, generalmente virus, o también por sustancias tóxicas, tales como determinados fármacos, alcohol, etc. Se manifiesta mediante la denominada ictericia, consistente en una coloración amarillenta de la piel, mucosas, y la esclerótica del ojo, punto éste donde se observa en primer lugar. Este color es consecuencia de la incapacidad del hígado para eliminar la bilis, por lo que pasa a la sangre y de éste a la piel y tejidos.

Por su parte, la cirrosis hepática es una enfermedad inflamatoria crónica y progresiva del hígado, y caracterizada por la destrucción de células hepáticas y proliferación de tejido conjuntivo.

En fitoterapia se recurre a plantas coleréticas y descongestionantes, así como regeneradoras de las células hepáticas en el caso de la cirrosis. Algunas de las plantas relacionadas son igualmente útiles para las intoxicaciones hepáticas. Son siempre un complemento de los tratamientos médicos tradicionales.

  • Ajenjo
    Descongestionante, estimulante de las funciones hepáticas.
  • Diente de león
    Descongestionante, activa la función desintoxicadora del hígado.

  • Menta
    Actúa contra el virus de la hepatitis A.

  • Rábano
    Descongestionante, desintoxica el hígado y regenera sus células.

Otras plantas compatibles: Alcachofa, Cardo mariano, Cebolla, Vid.

Plantas para las disfunciones hepáticas

El hígado realiza variadas funciones y reacciones químicas en el organismo; produce bilis para la digestión de los lípidos, desintoxica la sangre y elimina numerosas sustancias tóxicas o indeseables, convierte determinados nutrientes en otros necesarios para el funcionamiento normal del cuerpo, etc. Estas funciones pueden quedar alteradas o dañadas por causas diversas, tales como enfermedades infecciosas, medicamentos, productos tóxicos, etc.

Existe un buen número de plantas medicinales útiles para las funciones hepáticas, con acción colerética (que aumentan la producción de bilis), colagoga (que favorecen la evacuación de la bilis), descongestionantes y regeneradoras de las células hepáticas dañadas.

  • Agracejo
    Colagogo, tónico digestivo.
  • Ajenjo
    Descongestionante, estimulante de las funciones hepáticas.

  • Diente de león
    Descongestionante, activa la función desintoxicadora del hígado.

  • Fumaria
    Descongestionante, desintoxicante.

  • Genciana
    Colerético, colagogo.

  • Rábano
    Descongestionante, desintoxica el hígado y regenera sus células.

Otras plantas compatibles: Alcachofa, Boldo, Caléndula Cardo mariano, Cebolla, Eupatorio, Hepática.

Plantas para los trastornos de vesícula

La vesícula debe realizar la función de evacuar la bilis durante la digestión, no obstante, este proceso puede quedar alterado por varios motivos: coledisquinesia (vesícula perezosa), colelitiasis (cálculos biliares), barro biliar (líquido biliar demasiado espeso), etc. Estas disfunciones se suele manifestar en forma de digestiones muy pesadas, dolores de cabeza y en la zona del hígado, náuseas, etc.

Para estos casos se recurre a plantas con acción colagoga, tonificante de los procesos hepatobiliares, y en general todas aquellas que corrigen la atonía y mejoran el funcionamiento de la vesícula biliar.

  • Agracejo
    Colagogo, mejora las digestiones difíciles.
  • Diente de león
    Colagogo, colerético.

  • Genciana
    Colagogo, colerético, aperitivo, reactiva la vesícula perezosa.

  • Hipérico
    Regula el funcionamiento de la vesícula biliar.

  • Olivo
    Colagogo.

  • Tilo
    Mejora el funcionamiento de la vesícula biliar, antiespasmódico.

Otras plantas compatibles: Boldo, Camedrio, Helenio.

Plantas para el cólico biliar

El cólico biliar es un cuadro agudo en el cual la vesícula intenta expulsar un cálculo o piedra formado en su interior. Durante el proceso, que puede durar varios días, se producen espasmos o contracciones de la vesícula que cursan con dolor, náuseas, vómitos y malestar general. Para estos casos se recurre a plantas fundamentalmente antiespasmódicas y relajantes de los órganos involucrados.

Otras plantas compatibles: Argentina, Boldo, Pasionaria.

Plantas para la insuficiencia pancreática

El páncreas es una glándula de función endocrina (de secreción hacia adentro) y exocrina (de secreción hacia afuera), y que desemboca en el duodeno. La primera elabora la insulina, y la segunda el jugo gástrico fundamental para la digestión. Las funciones exocrinas pueden favorecerse mediante plantas medicinales estimulantes específicas.

Otras plantas compatibles: Cardo santo, Papaya.

Plantas para la ascitis

La ascitis es una afección consistente en la acumulación de líquido en la cavidad peritoneal. Está causada más frecuentemente por la cirrosis hepática, y en menor medida por la tuberculosis peritoneal y cáncer intestinal. Para este caso se recurre a plantas con acción descongestionadora, diurética y activadora de la circulación portal.

  • Saúco
    Diurético, purgante.

Otras plantas compatibles: Achicoria, Ortosifón, Vid.


Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad