Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas

Ir al portal »Cultura educativa
 

Propuesta para hoy, 28 de mayo: Si no tienes nada que hacer... ¿porqué no plantas un árbol?

Plantas medicinales

ESPECIES Y PROPIEDADES         

Malvavisco (Althaea officinalis)


SINONIMIA: Castellano: Altea, hierba cañamera.
FAMILIA: Malváceas
ORIGEN Y DISTRIBUCIÓN: Procede de las regiones mediterráneas; crece silvestre en una amplia zona que abarca desde Europa occidental hasta Siberia.
USOS TERAPÉUTICOS: Inflamaciones de la boca y de las vías respiratorias altas, emoliente; calmante contra irritaciones, abcesos y forúnculos, expectorante, balsámico, laxante, enfermedades gastrointestinales, dolores reumáticos.
PARTE UTILIZADA: Hojas (radix althaeae), raíces (folium althaeae), flores (flos althaeae).

Descripción

l malvavisco es una planta herbácea perenne, que forma macizos de hasta un metro de altura. La raíz ramificada de color amarillo soporta altos tallos erguidos y carnosos, de los que penden hojas anchas alternas, cubiertas de una pelusilla púrpura y suaves al tacto. Los frutos son discoidales y divididos en segmentos. Sus flores, de color blanco o rosa pálido, tienen cinco pétalos y nacen en las axilas de las hojas.

Es una planta que procede de las regiones mediterráneas; crece silvestre en terrenos húmedos, salobres y frescos, tanto en llanuras como a orillas de corrientes de agua o en las proximidades del mar, y en una amplia zona que abarca desde Europa occidental hasta Siberia.

Malvavisco (Althaea officinalis)

Recolección

Con fines medicinales se recogen las flores, hojas y raíces. Las flores salen entre junio y septiembre, y justo en ese momento debe efectuarse su recolección, concretamente antes de que abra; esta operación debe realizarse de madrugada y con tiempo estable, seguidamente se dejan secar a la sombra en lugar bien aireado. Las hojas se recogen generalmente después de la floración, en otoño, aunque pueden recolectarse progresivamente a medida que la floración avanza. Las raíces se recogen a finales de otoño, deben ser peladas o raspadas eliminando la corteza y fibras de forma que queden blancas, se dejan secar a menos de 40º y a continuación se cortan en dados para su almacenamiento.

Aplicaciones y propiedades

El malvavisco es una planta antiinflamatoria y antirreumática por excelencia, realmente una de las más importantes. Toda la planta en sí tiene propiedades medicinales, tanto las hojas como las raíces y flores. Para esta aplicación terapéutica se utiliza sobre todo la raíz seca, de hecho se les daba a masticar a los niños pequeños porque calmaba las irritaciones de las encías y favorecía la dentición. Contiene azúcares, almidón, pectina y sobre todo mucílago (hasta un 20% en las flores y hasta un 30% en las raíces), además de otras sustancias.

Las hojas se emplean como expectorante contra los catarros de las vías respiratorias; son inodoras y de sabor mucilaginoso.
Las flores se utilizan en infusión; ésta es menos rica en mucílagos que las raíces. Calma la irritación en el caso de catarro de las vías respiratorias, urinarias e intestinales. Son inodoras.
Las raíces tienen propiedades emolientes y béquicas. Se emplean en infusión para usos tópicos, irritación de mucosas bucales y faríngeas, inflamaciones gastro-intestinales, afecciones pulmonares, tos, bronquitis y en gargarismos para anginas y gingivitis.

Remedios

Infusión de malvavisco antitúsica y contra dolores reumáticos

Añadir una cucharada de flores y hojas secas de malvavisco a una taza de agua hirviendo, tomar colado y endulzado con miel.
Remedio alternativo: Un preparado casero muy popular contra la tos es el realizado a base de raíz de malvavisco, tusílago, gordolobo y regaliz, todo a partes iguales y bien cortado.

Jarabe de malvavisco para el insomnio y afecciones respiratorias

Añadir 100 gramos de raíces secas de malvavisco a 1 litro de agua fría (debe realizarse siempre en frío). Dejar macerar durante 24 horas. Filtrar, endulzar con azúcar y dejar disolver bien. Tomar una copita antes de acostarse.

Decocción de malvavisco para uso externo en lavados, compresas antiinflamatorias y gargarismos para irritaciones bucales

Para realizar gargarismos, lavados y compresas antiinflamatorias, añadir un puñado de raíces de malvavisco a un litro de agua y dejar hervir 10 minutos. El mismo líquido es válido para calmar las irritaciones si se añade al agua del baño

 




Ir al portal »Cultura educativa

Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad

¡CSS Válido!