Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas



Cita para la reflexión: El que vive de esperanzas corre el riesgo de morirse de hambre (Benjamin Franklin)

Geografía

PAÍSES

Irán - 1ª parte


1 2 3 4 5 6

Geografía física

rán es un Estado central de Asia occidental. Limita con el mar Caspio, las repúblicas transcaucásicas de Armenia, Azerbaiján y Turkmenistán al N, Afganistán y Pakistán al E, el golfo Pérsico y el golfo de Omán al S e Irak y Turquía al O. La capital es Teherán.

El relieve iraní está configurado en líneas generales por elevadas mesetas combinadas con depresiones y delimitadas por elevadas cordilleras, sobre todo al N y S del país; los montes Elburz y Zagros, respectivamente, son las principales formaciones montañosas iraníes.

Sus principales ríos, el Atrak, el Karun y el Safid, se enmarcan entre las enormes cuencas fluviales del Tigris (Mesopotamia) y el Indo, atravesando, en general, un territorio marcado por la aridez, lo que motiva la presencia de algunos desiertos. Irán, o la antigua y secular Persia, representa un extenso estado, paso natural y político entre el Próximo Oriente, Asia interior y el Indostán. Sumado a ello, su ubicación en el área del planeta donde se produce mayor cantidad de petróleo, hacen de este país un estado de vital interés estratégico mundial. Se pueden distinguir tres regiones naturales: una extensa meseta central, un perímetro montañoso (donde destacan las cordilleras de Elburz y Zagros) y las estrechas franjas marinas y oceánicas del Caspio y del Índico, respectivamente.

 

El interior del territorio iraní está ocupado por una vasta altiplanicie de forma triangular, con una altura que oscila entre los 800 y los 1 500 m, que vertebra el resto de unidades geográficas. Se trata de una antigua cuenca marina que data del Terciario y donde se mezclan estepas, desiertos y numerosas áreas marinas (desecadas o en proceso de desecación) correspondientes a numerosos lagos y pantanos salados; aquí, la altura desciende a los 300 m. Los desiertos principales o dasht son el Dasht-e KavÆîr y el Dasht-e Lut, al S del anterior, compuestos esencialmente de arena y piedra, y con escasos oasis. De entre las numerosas áreas encharcadas o pantanosas, conocidas como kavir, destacan, de N a S, los pantanos salados de Dary›cheh-ye Namak y el área de depresión de Sagand al O del país; el desierto de Dasht-e Lut, Namakzur y Dary›cheh-ye-Sist›n, al E --frente a Afganistán--; y Hamun-E Jaz Muri]n, al S --en el Beluchistán iraní. Por sus áridas condiciones físicas y climatológicas, así como por la alta salinidad de sus tierras, estas regiones naturales del país (Beluchistán, Kerman, Khuras›n, Seistán, etc.) componen una extensa área que no permite los asentamientos humanos, y donde se centra una vida nómada que comporta una actividad ganadera itinerante.

Los montes Zagros y la imponente muralla montañosa de los montes Elburz aislan estas elevadas altiplanicies de las extensiones marinas: el mar Caspio (el lago más grande del planeta), el golfo Pérsico y el mar o golfo de Omán. Como continuación geomorfológica del Cáucaso, los montes Elburz y la cordillera de Koppeh Dagh conforman una orla orográfica en el extremo septentrional del país. Es en los primeros donde se alzan las alturas mayores de Persia (que superan los 5 000 m), y en el Dam›vand --5 604 m-- culmina la cota máxima del territorio iraní. Entre esta alta cadena montañosa y el mar Caspio se desarrolla una estrecha y profunda depresión que anuncia la proximidad de lo que, en realidad, es el mayor lago del mundo.

Los montes Elburz son un macizo terciario que han rejuvenecido sus formas debido a un fuerte actividad volcánica, aún hoy activa. Las pendientes son fuertes en general, pero sobre todo cuando el macizo desciende hacia el mar Caspio formando grandes desfiladeros y gargantas. Los Keppeh Dagh hacen de frontera natural con el Turkmenistán, con alturas que superan en pocos casos los 3 000 m y separan las vastas llanuras del Caspio y la altiplanicie iraní. Al S se extienden los montes Zagros, cordillera que, como las anteriores, presenta una orogenia alpino-himalaya, aunque en este caso formada por materiales calcáreos y rocas cristalinas. Tras unos altos valles fértiles, más al interior y próxima a los Zagros aparece otra nueva cordillera de origen volcánico: los montes Rud, que como los anteriores alcanzan unas alturas superiores a los 4 000 m. Finalmente, y como continuación de la barrera litoral, se encuentran unas cordilleras más bajas: Fars, Makrán y Beluchistán. Una tercera área menor son las estrechas franjas costeras, del golfo Pérsico, el de Omán y del Caspio, donde desemboca el río Safid, el más largo y caudaloso de Irán, que se abre paso entre los montes Elburz para formar un estuario de escasamente 80 km de ancho.

En el Caspio también desemboca un importante río, el Atrak, en la frontera con las repúblicas transcaucásicas. La franja costera del golfo Pérsico y el de Omán se extiende en más de 2 000 km desde Chatt al Arab (devuelta en parte por Irak en 1990), hasta las estribaciones del Makran, en la frontera paquistaní. Salvo en el N, perteneciente a la depresión mesopotámica conocida como Chatt al Arab (donde desemboca otro río importante de Irán, el Karun), el resto de la franja costera es de carácter seco influenciado por la proximidad del desierto de Arabia, poco apropiado para los asentamientos humanos y las actividades económicas. Junto a la costa aparecen alargadas islas, entre las cuales destaca la isla de Qeshm, en el estratégico estrecho de Ormuz, entrada al golfo Pérsico. 

El área de Chatt al Arab es una zona económica importante para Irán, pues a su riqueza agrícola (en islas como Khavk), existen numerosos depósitos petrolíferos. Las principales áreas de bosques se concentran en las proximidades del mas Caspio (bosque denso con caracteres mediterráneos) y áreas montañosas próximas al golfo Pérsico y al mar de Omán. Esta región se ve afectada por la lluvia ácida que provocaron los pozos kuwaitíes, y todavía más por la ya grave situación de aridez y deforestación de un país donde únicamente un 10 % del territorio son zonas boscosas. Las aguas del golfo Pérsico son, por otra parte, de las más contaminadas del planeta, peligrando las especies de su hábitat debido a las cantidades de petróleo derramadas en el golfo durante el contencioso de Kuwait. De todas maneras, el hábitat más común en el país es la estepa y pequeños núcleos de oasis en áreas de lagos.

En Irán, país no muy rico en cuanto a su hidrografía, se dan dos tipologías de ríos: los cursos fluviales caudalosos con fuerte acción erosiva se ubican en la región del Caspio y de los montes Elburz, así como en los Zagros; se trata de los ríos Safid, al N, y Karun y algunos afluentes del Tigris, al O. También se encuentran ríos de caudal escaso, que aparecen y desaparecen a medida que se adentran en áreas de carácter endorreico, localizadas en las altiplanicies interiores. Las zonas lacustres son, en general, de agua salada, destacando en el NO del país el lago de Urmia. A excepción de las proximidades del Caspio, el clima iraní es riguroso, con temperaturas tan extremadas que pueden oscilar entre los 50º y los -20º en una misma zona.

El clima, en general, es de tipo continental árido, dependiente de las cadenas montañosas que borran las influencias marinas hacia el interior del país. Las precipitaciones son escasas, no superando los 200 mm anuales. En la región del Caspio ocurre todo lo contrario: las precipitaciones pueden alcanzar los 2 000 mm anuales en los sectores más elevados de las montañas vecinas de los Elburz. El área del golfo también es cálida, siendo las lluvias algo más frecuentes que en el interior. Finalmente, en el área de montaña (sobre todo al NO del país), se registran las temperaturas más frías, que se aproximan --en casos extremos-- a los -40º.

1 2 3 4 5 6


Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad