Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas



Cita para la reflexión: En nuestros locos intentos, renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser (Shakespeare)

Geografía

PAÍSES

Francia - 1ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12

Geografía física

stado de la Europa comunitaria. Limita con el paso de Calais, Bélgica y Luxemburgo al N, Alemania, Suiza e Italia al E, mar Mediterráneo al SE, España y Andorra al S, el océano Atlántico al O y el canal de la Mancha al NO. La capital es París. El relieve se estructura en tres grandes regiones: las llanuras del N y del O, los macizos antiguos y las cordilleras jóvenes. Las llanuras ocupan más del 65 % del territorio, por lo que la altitud media del país no supera los 350 m, a pesar de la existencia de montañas que, con frecuencia, sobrepasan los 3 000 m. Francia cuenta con tres grandes conjuntos de llanuras, formadas en general por cuencas sedimentarias: las del NE, limitadas por los macizos de las Ardenas y del Artois, y que constituyen el extremo occidental de la gran llanura del N de Europa; la cuenca de París y, finalmente, la cuenca de Aquitania.

En algunos puntos, estas llanuras se hallan comprimidas y plegadas por la acción de la orogenia alpina, con numerosos sistemas montañosos de baja altitud (relieves en cuesta, colinas y altiplanos). Entre éstos el más importante es el macizo Armoricano, en la Bretaña, que no supera los 400 m de altitud. La cuenca de París, una de las regiones más extensas, es una cubeta sedimentaria rodeada de relieves hercinianos de poca altitud (Beauce, Peche, etc.) y avenada por cuatro ríos principales (Sena, Loira, Mosa y Mosela). La disposición de los estratos (secundarios y terciarios) de esta cuenca determina una gran variedad de subregiones: al N la Picardía y la alta Normandía; al E la Borgoña y la Champaña, con un relieve de costas, interrumpidas por el valle del Saona; al S las llanuras del Loira, a lo largo del valle del mismo nombre que, junto a sus tributarios, corta las mesetas y colinas de esta zona; al NE la región de Alsacia y Lorena, separada por la cordillera de los Vosgos; y, finalmente, en el centro, la región parisina.

 

La cuenca de Aquitania, en el SO y de menor tamaño que la cuenca de París, está constituida por estratos secundarios (incorporados a la cordillera pirenaica, o adosados al macizo Central), y terrenos terciarios que ocupan grandes extensiones, formando colinas y mesetas. Esta cuenca suroccidental se comunica con las llanuras del Loira a través del Poitou y, casi en su totalidad, está drenada por la red del Garona y por el Adur. Los macizos antiguos se estructuran en tres grandes conjuntos: el macizo Central, el Armoricano y la cordillera de los Vosgos. El macizo Central constituye un complejo sistema de montañas que fue afectado por plegamientos secundarios y por los movimientos alpinos del cuaternario, lo que explica la abundancia de fracturas y la dislocación del macizo en una serie de regiones elevadas. Resultado de esta fragmentación es la existencia de un relieve tabular, en el que destacan los picos y las depresiones de origen volcánico junto a numerosas cuencas de hundimiento. Son las montañas más altas de la región, destacando el Puy de Sancy (1 886 m), el Plomb du Cantal (1 858 m), el Puy Mary (1 787 m), y el Puy Domat o Puy de Dôme (1 465 m). En el centro de esta zona volcánica se abren las llanuras aluviales de las Limagnes y del Forez.

En conjunto, el macizo Central, que tiene su límite oriental en el valle del Ródano, constituye un intrincado sistema montañoso, donde los numerosos ríos han excavado profundas gargantas y desfiladeros. El segundo sistema antiguo de importancia es el macizo Armoricano. Situado al NO, lo forman materiales antiguos que presentan relieves poco acentuados; los más destacables son el Fôret d'Ecouves (417 m), los montes de Arrée (391 m), y el monte Mercure (284 m). Finalmente, el macizo de los Vosgos se extiende al NE, declinando suavemente hacia el O, con sucesivos sistemas de relieves en cuesta (Côtes de La Moselle, Côtes de La Meuse), que se interrumpen bruscamente al E, en el valle de Alsacia. Los Vosgos se caracterizan por tener un relieve muy redondeado, consecuencia de una tendencia al levantamiento de unas formas muy erosionadas que se inició a partir del Secundario. Por esta razón, sus picos suelen recibir el nombre de ballons; destacan el ballon de Guebwiller (1 424 m), y el ballon de Alsacia (1 247 m). El grupo de cordilleras jóvenes, de edad alpina, la componen los Pirineos, los Alpes y el Jura. La cadena montañosa de los Pirineos se extiende a lo largo de 450 km, desde el Mediterráneo hasta el golfo de Vizcaya. Constituye una barrera natural entre Francia y España, interrumpida solamente por algunos pasos estrechos situados a gran altitud. Morfológicamente, se divide en tres sectores: los Pirineos occidentales, de altitudes medias inferiores a los 2 000 m, que se extienden desde el País Vasco hasta el valle de Aspa; los Pirineos centrales, desde este mismo valle hasta el paso de Puymorent, con las mayores altitudes de la cordillera (Vignemale, 3 298 m, Midi de Bigorra, 2 877 m en Francia); y, finalmente, los Pirineos orientales, desde el paso de Puymorent hasta el Mediterráneo, con altitudes inferiores (Canigó, 2 785 m), pero con un relieve más dislocado que el de la parte central. Los Alpes constituyen una barrera natural entre Francia, Italia y Suiza. El sector francés, en el extremo occidental, ocupa unos 400 000 km2 de esta gran cordillera y en él se diferencian dos grandes conjuntos: los Alpes del N y los Alpes del S. Los primeros incluyen las cimas más elevadas de la cordillera (Mont Blanc, 4 810 m; Oisans, 3 983 m).

Los mayores glaciares de Europa se encuentran en esta región, ocupando una superficie que supera los 450 km2; entre ellos cabe destacar la Mer de Glace. Dentro de la unidad de los Alpes, cabe diferenciar una serie de macizos que van de N a S, desde Calais hasta Niza: los Prealpes. Este conjunto presenta unas altitudes que no superan los 2 500 m (Bauges, 1 750 m; Grande Chartreuse, 2 087 m; Vercors, 2 346 m). Los Alpes del S se diferencian de los del N por tener unas altitudes menores y una morfología más compleja. Destacan los picos de Parpaillon ( 3 372 m), Mont Pelat (3 063 m), Enchastrayes (2 956 m), y Mercantour (2 775 m). La zona septentrional de la cordillera presenta numerosos valles originados por los antiguos glaciares, que constituyen pasos naturales utilizados como vías de comunicación transalpina. Al N, y formando frontera con Suiza, se extiende el tercer gran sistema montañoso de edad alpina, el Jura. Esta cordillera, separada de los Prealpes septentrionales por el valle del Ródano, penetra en Suiza y se prolonga hasta Alemania.

El sector septentrional del Jura francés está formado por altiplanos calcarios de escasa altitud (Lomond, 830 m), mientras que la parte meridional se halla dominada por cimas más elevadas, entre las que destacan el Reculet (1 720 m), la Crôet de la Neige (1 718 m), y el Grand Credoz (1 624 m). Diversos factores determinan la variedad climática de Francia: su considerable extensión, situado entre el océano Atlántico y el mar Mediterráneo, junto a la latitud y la dirección de sus cadenas montañosas.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12


Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad