Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas



Cita para la reflexión: Es bastante más fácil ser caritativo que justo (Arturo Graf)

Geografía

PAÍSES

Arabia Saudita - 2ª parte


Geografía humana   Geografía económica

1 2 3

Geografía humana

a población de Arabia Saudita es mayoritariamente árabe, aunque actualmente existe una minoría establecida compuesta por hindús e iraníes, atraída por la expansión económica derivada del petróleo. Otra minoría, de mayor entidad, es la de los descendientes de antiguos esclavos takarina; tienen su asentamiento en el litoral del mar Rojo, en el Hejaz y en el Nedjed. La Meca, lugar de peregrinación, no sólo acoge a los peregrinos que cada año rinden culto a la Piedra Sagrada, también ha visto establecerse en su área a un pequeño número de asiáticos y africanos. La Meca está ubicada en el Hejaz central. El centro lo forma la Gran Mezquita, en cuyo interior se levanta la Caaba, principal objeto del culto islámico. Es además centro administrativo, lo que ha propiciado el crecimiento de una población socialmente diversificada de funcionarios, artesanos, comerciantes, etc. Medina, el puerto de Yanbu y Jidda (principal centro comercial) son otras tantas ciudades de importancia en el Hejaz.

Mapa de Riyadh
Utiliza los controles para acercarte, alejarte o moverte por el mapa del callejero
 

En la región de la Meseta Central, el Nedjed, se encuentra Riyadh, la capital política; su población se aproxima al millón y medio de habitantes. Con una población sensiblemente inferior, destaca en las últimas décadas el crecimiento de las ciudades petrolíferas en torno a Damman. La población de Arabia Saudita ha sufrido una transformación radical de sus hábitos de vida al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Hasta esa fecha, 1945, la mayoría llevaba una vida nómada ("árabe»"designa a los pastores que conducen rebaños de dromedarios y otro ganado por el desierto, mientras "fellah" es el nombre dado a los agricultores de los oasis).

Las tribus beduinas, obligadas por la dureza del paisaje, se dedicaban a la trashumancia recorriendo la península y el desierto sirio en busca de pastos y pozos, desde varios milenios antes de la era cristiana. El poder de los emiratos nómadas, centrado en las tribus, tenía sus bases político-económicas en los oasis. Los desplazamientos seguían una dirección de Sur a Norte. Las tribus del Norte pasaban el invierno en el Gran Nafud y en verano se desplazaban hacia la región septentrional del desierto. La región de Asir ha permanecido impermeable a la penetración de las belicosas tribus nómadas. La explotación de los yacimientos petrolíferos fue la causa del proceso de urbanización que, de modo irregular pero sostenido, convirtió a un porcentaje notable de beduinos en trabajadores de la industria.

Geografía económica

La explotación petrolífera es la principal fuente de riqueza de Arabia Saudita: es el segundo productor de petróleo del mundo y el primer exportador. El territorio es un inmenso yacimiento que guarda una cuarta parte de las reservas mundiales. En las proximidades del golfo Pérsico se encuentran los pozos más importantes (Ghawar, Safaniya --el mayor del mundo en alta mar--, Abqaiq, Damma, Fadhili, Al Qatif, Fazran, Zuluf) de donde parten los oleoductos hacia Yanbu al Bahr (Norte de Jidda). También en el Este tiene su origen el oleoducto Trans Arabian Pipeline, que recorre unos 1 800 km antes de llegar a Sidón, en el Líbano. Los ingresos derivados del petróleo se cifran en más de 60 mil millones de dólares anuales.

La explotación de los yacimientos fue inicialmente asumida por la compañía estadounidense ARAMCO (Arabian Oil Company), en 1944; en 1980 se convirtió en sociedad operadora al pasar el control de los recursos al Estado saudita. La explotación de los recursos minerales persigue la diversificación de la actividad económica, a fin de reducir la dependencia del petróleo, sujeto a oscilaciones de precios. Las prospecciones mineras han dejado al descubierto reservas de hierro, plata, oro, cobre (importante yacimiento al Norte de Jidda), azufre, fosfatos, uranio, magnesio, tungsteno y molibdeno, así como sal cristalizada. El gas natural constituye otro de los recursos que han proporcionado una nueva perspectiva de crecimiento económico (unos 3 billones de m3). Riyadh y Jidda son dos importantes focos industriales donde se concentra parte de la actividad ligada al petróleo.

En Jedda hay fábricas de cemento, yeso y acero; Damman y Yanbu poseen industrias químicas dedicadas a la producción de fertilizantes y ácido sulfúrico. Los grandes beneficios derivados del petróleo han beneficiado escasamente a la mayoría de la población, que continúa dedicada en gran parte a la agricultura. El 60% del territorio saudita es improductivo, el resto depende en un 80% del regadío, mientras las áreas beneficiadas por las lluvias se limitan a la región de Asir. La palmera datilera es el cultivo más destacado por su aprovechamiento (fruto, madera, fibras). Las principales cosechas de grano son el trigo, la cebada, el sorgo, el mijo y la alfalfa. Menos relevante es el cultivo de algodón, arroz, frutales (melón) y café.

La agricultura ha recibido inversiones para desarrollar las exploraciones hidrológicas. La construcción de presas (Wadi Jizan, SO) y de purificadoras de agua salada (Jidda, Al-Khobar), posibilitan la creación de nuevas áreas agrícolas. La cría de ganado, actividad fundamental de los beduinos, tuvo hasta hace poco el camello como elemento básico de creación de riqueza, pero su substitución por medios de transporte mecánicos ha relegado su peso económico a favor de la cabaña ovina y caprina, con más de 7 y 3 millones de cabezas, respectivamente.

La actividad pesquera está centrada en las zonas costeras del golfo Pérsico, donde existen industrias congeladoras. Las diferentes áreas económicas están unidas por carretera y vía férrea: Damman-Hofuf-Riyadh; Damman-Riyadh y Tabük-Medina, son las principales. Las comunicaciones internas y externas han hecho posible la cohesión del territorio. La acogida de peregrinos musulmanes que acuden anualmente por millares a La Meca ha propiciado la ampliación de la red ferroviaria. Los puertos destacables están en Jidda, Yenbu al Bahr, en el mar Rojo, y Damman en el golfo Pérsico. La aviación civil se encuentra en los aeropuertos de Jidda, Dhahran, Riyadh y Medina.

Geografía humana   Geografía económica

1 2 3


Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad