Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas



Cita para la reflexión: La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come (Francisco de Quevedo)

Geografía

PAÍSES

Arabia Saudita - 1ª parte


1 2 3

Geografía física

rabia Saudita es un Estado del Suroeste de Asia que ocupa la mayor parte de la península Arábiga. Separado del continente Africano por el mar Rojo, limita al Norte con Jordania, Irak y Kuwait, al Este con el golfo Pérsico, Qatar, Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos, al Sur con Omán y la República de Yemen, y al Oeste con el mar Rojo. La capital es Riyadh.

Las tres cuartas partes del territorio saudita están constituidas por desiertos: An Nafud,al Norte; Ad Dahna, en el centro, y Rub 'Al Khali, el más árido del mundo, al Sur. Cabe distinguir cuatro áreas naturales: la costa del mar Rojo, al Oeste, donde el antiguo zócalo cristalino precámbrico aflora en forma de reborde montañoso. Al Sureste del golfo de Ákaba la altitud es superior a los 2.000 m, desciende en el Hiyaz hasta los 1.500 m para volver a subir en la región montañosa de Asir y Yemen, donde el zócalo, recubierto de lavas basálticas, forma alturas que culminan en los 4.000 m.

El frente montañoso occidental domina la región de Tihama (llanura costera con una anchura de varias decenas de kilómetros, recubierta de depósitos cristalinos y aluviales) y la fosa del mar Rojo, que corresponde al eje hundido de un abombamiento que forma, en su otra ala, las montañas del desierto arábigo egipcio. La segunda área natural, en la Arabia Central, es la prolongación del zócalo, a la altura del Hiyaz: el macizo de Nedjed, cubierto al Norte y Sur por una capa sedimentaria que determina una serie de relieves en cuesta (el más espectacular, el Yabal Tuwayk, de 800 km de longitud), seguida de unas depresiones donde prosperan los oasis. En ellas hay macizos dunarios que adquieren mayor dimensión al Norte del Nedjed (erg de Nufud) y al Sureste, en la depresión de Rub 'Al Khali.

Utiliza los controles para acercarte, alejarte o moverte por el mapa

La meseta del Nedjed ocupa la mayor parte del territorio; los desiertos que se forman en sus extremos se erigen en barrera ante las regiones costeras del océano Índico y mar de Omán, en el Sur, donde se localiza la tercera área; allí el zócalo reaparece en forma de meseta caliza eocena. Las cadenas de Omán, al Sureste, tienen una estructura diferente, con plegamientos originados en el apilamiento de mantos de corrimiento. Por último, en el Noreste, la región costera del golfo Pérsico tiene su origen en unas mesetas sedimentarias accidentadas por pliegues de dirección Norte-Sur. Aquí se encuentran los yacimientos petrolíferos que han propiciado el extraordinario desarrollo saudita de las últimas décadas.

En cuanto al clima, la mayor parte de la península Arábiga tiene un clima tropical árido, si bien la variación de latitud introduce diferencias entre el Norte y el Sur. En el Norte existe un invierno semejante al del golfo Pérsico, con un matiz continental, mientras que en el Sur y en el mar Rojo el invierno es casi inexistente. De cualquier modo, en toda la península se registran temperaturas muy altas en verano, que pueden superar los 50º, aunque es en el litoral del Golfo y las costas meridionales donde el verano resulta más riguroso.

La primavera es la época de discontinuidad térmica máxima entre las tierras altas y frías del Oeste y el centro de la península, en tanto que durante el verano, el régimen de vientos procedentes del anticiclón de las Azores con dirección a las bajas presiones del Noroeste de la India provoca sequedad absoluta en el Norte y centro de la península. La pluviosidad es, precisamente, el elemento diferenciador entre el Norte y el Sur. En la franja Norte, Noroeste y en el golfo Pérsico, los sistemas lluviosos procedentes del Mediterráneo, aunque débiles, pueden alcanzar los 100 mm, mientras en el interior pueden transcurrir largas temporadas sin que se produzcan lluvias (desierto de Rub 'Al Khali). Por el contrario, el Sur se ve afectado por el monzón indio de verano, que proporciona gran cantidad de humedad, lo que da lugar a abundantes precipitaciones, que en el Asir pueden ser de 150 a 300 mm. Por esta causa, el paisaje del Sur es intertropical.

El elemento principal de la flora son los árboles o arbustos espinosos, árboles de mirra e incienso y frutales tropicales (cafeto y qat, cuyas hojas son un poderoso excitante muy extendido en el Yemen). En el resto de la península, por la rigurosa climatología, la vegetación se limita a los oasis, donde crecen acacias, tamarindos y palmeras datileras, cuyo fruto forma parte de la dieta básica de los sauditas y es también uno de los productos principales de su comercio con el exterior. En Arabia Saudita no puede hablarse de red hidrográfica pues no existen ríos perennes; solo los uadis (torrentes) llevan agua alguna vez. El Uadi Sirhan es el único con un caudal constante: atraviesa el Noroeste del país hasta llegar a Jordania. Se ha detectado agua en abundancia en forma de corrientes subterráneas que fluyen hacia el Este; al llegar a la superficie, si eso se produce, favorece la formación de oasis.

1 2 3


Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad