Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas



Cita para la reflexión: "El valor de una idea no tiene nada que ver con la sinceridad del hombre que la expresa" (Oscar Wilde)

Geografía

PAÍSES

Alemania - 1ª parte


Geografía física   Geografía humana   Geografía económica

1 2 3 4 5 6 7

Geografía física

lemania es un Estado del centro de Europa. Limita con el mar del Norte, Dinamarca y el mar Báltico al Norte; con Polonia y la República Checa al Este; con Austria y Suiza al Sur y con Francia, Luxemburgo, Bélgica y Holanda al Oeste. Administrativamente está dividida en 16 estados federados (länder) con capital en Berlín.

En su territorio se distinguen tres regiones naturales: las llanuras de Alemania Septentrional (Norddeutsches Tiefland), la Alemania Central y Meridional (Mittelgebirge), que constituye una zona de transición formada por un complejo sistema de macizos y depresiones, y una región, al Sur, alpina y prealpina (Hochgebirge), que se extiende en forma de cadena montañosa de Oeste a Este y separa Alemania de Austria. Está constituida por formaciones de tipo calcáreo y surcada por numerosos valles producidos por el paso de ríos alpinos. Al N desciende desde una zona de transición (el Altiplano bávaro) hasta el valle del Danubio. Destacan, en esta región, el Zugspitze (2.963 m) y el Mädelegabel (2.645 m).

 
Utiliza los controles para acercarte, alejarte o moverte por el mapa del callejero

El Mittelgebirge tiene su origen en las antiguas formaciones hercinianas del carbonífero, posteriormente anuladas por la erosión; el plegamiento alpino del Terciario produjo una elevación de la región montañosa del sur y tensiones en el zócalo herciniano que darían lugar a una serie de fosas y montañas cuya dirección determinan las líneas de fractura: de SO a NE encontramos el Macizo Renano y el Erzgebirge (frontera entre Sajonia y Bohemia); de NO a SE, el macizo del Harz, la Selva de Turingia, la Selva de Franconia y la Selva del Alto Palatinado (Oberpfälzer Wald). Ambas direcciones confluyen en el Fichtelgebirge.

La Norddeutsches Tiefland, en la Alemania Septentrional, forma una gran planicie de dunas y zonas de loess fértiles y ricas y se integra en la gran llanura septentrional europea. Los únicos relieves perceptibles, si bien de poca altura, son las landas de Lüneburg y Mecklenburg. El límite con el mar del Norte forma unas marismas marítimas que en ocasiones se extienden a lo largo de los ríos (marismas fluviales). Ello da lugar a una amplia zona fértil donde predomina la ganadería. En la costa del mar del Norte y del Báltico abundan las islas, la más importante de las cuales es la de Rügen.

El clima es de transición entre el templado de Europa Occidental y el continental de Europa Oriental. La presencia del mar en la parte Norte tiene como efecto unos veranos menos calurosos que en el Ssur; en invierno, en cambio, los promedios varían entre la costa del mar del Norte y la del Báltico, que al estar helado no confiere el efecto suavizador. Las precipitaciones son regulares a lo largo del año, variando entre los 1.000-2.000 mm de la zona montañosa, más de 2.000 mm en los Alpes y zonas de la Selva Negra, y los 500-700 mm de las cuencas.

Las bajas temperaturas, elevadas precipitaciones y vientos fuertes hacen de las montañas zonas no aptas para la actividad agrícola, que se desarrolla en las tierras del valle del Alto Rin, más secas y cálidas, y en el litoral del lago Constanza. La tercera parte del territorio alemán está cubierta de bosques: hayas y robles en las zonas poco elevadas, pinos donde el suelo es arenoso y abetos rojos a partir de los 1.000 m. En las altas montañas meridionales predomina la vegetación alpina. La fauna no difiere de la extendida por Europa central y los Alpes, sin especies autóctonas. Por otro lado, la alta industrialización y el denso poblamiento hacen que sea necesario tomar rigurosas medidas para proteger las especies existentes: alrededor de tres millones de hectáreas, que incluyen fauna y vegetación naturales, están protegidas de la explotación humana.

La red hidrográfica viene determinada por la inclinación general del suelo de Sur a Norte; a excepción del Danubio, que vierte sus aguas en el mar Negro, los principales ríos desembocan en el mar del Norte: Rin (afluentes Main, Neckar, Mosela y Ruhr), Ems, Weser y Elba (afluentes Saale y Havel-Spree), mientras en el mar Báltico lo hace el Oder (afluente Neisse). El Danubio, por su origen alpino, tiene su máximo caudal en verano, cuando se da el mayor deshielo y las mayores precipitaciones en los Alpes. Los otros ríos (no alpinos) aumentan su nivel al empezar la fusión de las nieves, a principios de primavera. El más importante de los lagos de montaña es el de Constanza, en la frontera con Suiza y Austria.

 
Mapa de Berlín. Utiliza los controles para acercarte, alejarte o moverte por el mapa del callejero

Geografía humana

Los orígenes raciales del pueblo alemán son heterogéneos. Predomina el tipo nórdico, con abundancia de los tipos alpino y dinárico. También se dan rasgos celtas, mediterráneos y eslavos. Los primeros pueblos germanos concluyeron su asentamiento hacia el año 600, haciendo desaparecer casi por completo las poblaciones anteriores. Únicamente subsistieron algunos núcleos romanos, como Tréveris (Trier), Colonia (Köln) y Maguncia (Mainz). Posteriormente, eslavos procedentes del E ocuparon las tierras alrededor de los ríos Elba y Saale, abandonadas por los germanos en su descenso hacia el Sur. Durante la Edad Media, y con el auge del comercio de larga distancia, se produjo un notable desarrollo urbano (2.000 c. a finales del s. XIII). Al mismo tiempo se realizó la colonización de las selvas montañosas de la zona occidental. Durante los siglos XVIII y XIX se ganaron al mar y se poblaron extensas marismas marítimas.

Después de la Segunda Guerra Mundial, con la división política de Alemania en dos estados, la población rural siguió derroteros bien diferentes: mientras en la República Federal Alemana la concentración parcelaria y la modernización agrícola tuvieron como resultado la pérdida del carácter agrario de los pueblos, convirtiéndolos en centros de residencia de obreros y empleados, en la República Democrática Alemana se transformaron en grandes cooperativas agrícolas. Tras la unificación, la extensión de la economía de mercado tiende a homogeneizar nuevamente la estructura de la población en todo el territorio alemán, aunque con las dificultades propias del desequilibrio previo existente.

Geografía económica

Las condiciones económicas del Sur de Alemania vienen definidas por una importante ganadería, que se complementa con la explotación forestal, turismo de invierno (en Garmisch-Partenkirchen y Oberammergau) y las explotaciones salinas de Berchtesgaden. Es una zona de población alpina poco concentrada. Más al Norte, en el altiplano bávaro (Hochgebirge), el clima frío y lluvioso crea unas mediocres condiciones naturales. Es una zona de transición cuyo extremo alpino (Sur) dispone de abundantes bosques y pastos, que hacen de la ganadería la principal actividad.

La población se encuentra diseminada en multitud de granjas. No así más al Norte, donde existe una mayor concentración en núcleos que desarrollan una agricultura de tipo extensivo (cebada, avena, patatas) junto a una importante ganadería vacuna. La industria (y por ende, la población) tiene sus mayores concentraciones en las ciudades de Munich y Augsburg, donde hay una importante producción textil, mecánica y papelera. Les siguen Kempten (textil), Töging (aluminio) y Trostberg (electroquímica). La zona central del país (Mittelgebirge) constituye una región densamente poblada, con una rica agricultura y una fuerte concentración industrial. En el área del valle del Alto Rin existen policultivos (cereales, hortalizas, frutales y tabaco), minería e industria pesada (Saar) y una diversificada industria ligera: relojería en la Selva Negra, mecánica, textil y química en Stuttgart y Nuremberg. En las montañas que hay entre las Ardenas y la depresión de Hessen, se encuentran las importantes cuencas mineras e industriales del Ruhr y de Aachen. Su explotación comenzó a racionalizarse desde que, en la década de 1960, la producción carbonífera comenzó a descender. Al Norte, en el bergland de Hessen y Westfalia, la fertilidad del suelo permite una gran actividad agrícola basada en la producción de cereales.

Destacan los núcleos industriales de Kassel (textil, papelera, metalurgia y mecánica de precisión) y Münster (textil). Por último, en la parte más septentrional de Alemania (Norddeutsches Tiefland), se encuentran Sajonia, que ha conocido un enorme desarrollo industrial en base al lignito, y Turingia, donde también existen importantes centros mineros e industriales (cobre, hierro). Al Noroeste, en la frontera con Westfalia, se produce trigo, hortalizas y remolacha azucarera; en Schleswig-Holstein predominan cereales y pastos (Marschen), patatas y centeno (Geeste) y bosques; al E del Elba se encuentran huertas y frutales y una considerable ganadería bovina.

En cuanto a los puertos, no sólo desempeñan una función comercial sino que además constituyen importantes centros industriales. Destacan Hannover (construcciones mecánicas, caucho y aluminio), Bremen (construcciones mecánicas y navales, automóviles), Rostock (astilleros, construcciones eléctricas y metalurgia), Peine (refinado de petróleo) y Hamburgo (construcciones mecánicas y navales, tabaco, caucho y derivados del petróleo).

A pesar de las dificultades que la unificación ha representado, por la adaptación de la economía planificada de la Alemania Oriental a un sistema de economía de mercado, con la problemática social que ello conlleva, la importancia de la industria alemana la convierte en uno de los principales motores de Europa.

Geografía física   Geografía humana   Geografía económica

1 2 3 4 5 6 7


Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad