Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas



Cita para la reflexión: Lo verdadero es demasiado sencillo, pero siempre llega a ello por lo más complicado (George Sand)

Geografía

FÍSICA

La Tierra en el Sistema Solar - 3ª parte


1 2 3 4 5

Sucesión de las estaciones

l eje de rotación de la Tierra no es perpendicular al plano de su órbita (la llamada eclíptica), sino que forma un ángulo de 66º 33' con respecto a ella (el ecuador también forma un ángulo con la eclíptica de 23,27º); este es el motivo de que se sucedan las estaciones primavera, verano, otoño e invierno, pues en caso contrario los días y noches tendrían la misma duración, al incidir los rayos del sol por igual en el hemisferio norte y sur (máxima incidencia en el ecuador), el clima dependería entonces de la latitud y no de la órbita terrestre; no existirían por tanto las estaciones.

ángulo que forma el eje de la tierra con respecto al plano de la eclíptica
El ángulo que forma el eje de la tierra con respecto al plano de la eclíptica es la responsable de que se sucedan la estaciones

Equinoccios

No obstante lo dicho anteriormente, a lo largo de la elipse que la Tierra describe en su trayectoria, hay dos puntos en el cual el Sol sí incide perpendicularmente sobre el ecuador, y en esos momentos el día y la noche tienen igual duración en ambos hemisferios (12 horas), a estos puntos se les llama equinoccios.

equinocios y solsticios

Hay dos equinoccios, el del 21 de marzo y el del 23 de septiembre, los cuales se denominan equinoccio de primavera o equinoccio de otoño dependiendo en que hemisferio suceda (Norte o Sur). El 21 de marzo el Sol sale por el Este a las seis de la mañana, justo a la altura del ecuador, y se pone por el Oeste exactamente a las seis de la tarde; en el hemisferio Norte es entonces el equinoccio de primavera, y en el hemisferio Sur el equinoccio de otoño; el día dura lo mismo que la noche y el Sol ilumina ambos polos a vez, en el Polo Norte comienza un largo día que durará seis meses, mientras que en el Polo Sur comienza una larga noche que durará otro tanto.

A partir de este día 21 de marzo, hasta el 21 de junio, momento éste en que días y noches tienen su máxima diferencia (véase más abajo solsticios), el Sol sale cada vez más temprano y se pone más tarde en el hemisferio Norte y viceversa en el hemisferio Sur, es decir, los días se van haciendo más largos y las noches más cortas al Norte del ecuador y al revés al Sur.

A partir del 21 de junio se invierten los periodos, el Sol ilumina cada vez más el hemisferio Sur y menos el Norte; esto sucede hasta el 23 de septiembre, momento en que el Sol vuelve a salir de nuevo por el Este a las seis de la mañana, a la altura de la línea ecuatorial, y a ocultarse por el Oeste a las seis de la tarde, es decir, días y noches vuelven a tener igual duración; nos encontramos entonces en el equinoccio de otoño en el hemisferio Norte y equinoccio de primavera en el hemisferio Sur, o dicho de otra forma, comienza la primavera al Sur del Ecuador y el otoño al Norte. En los Polos se invierte también el proceso, en el Sur comienza un largo día de seis meses y en el Norte una larga noche de igual duración.

Solsticios

Los puntos opuestos a los equinoccios son los solsticios, éstos corresponden a los dos puntos de órbita de la Tierra en la cual el día y la noche tienen la máxima diferencia, aquí el Sol no incide perpendicularmente sobre el ecuador, sino con la máxima inclinación posible dentro de la eclíptica; los dos solsticios son el del 21 de junio y el del 21 de diciembre.

El del 21 de junio marca el solsticio de verano en el hemisferio Norte y de invierno en el hemisferio sur; en este caso el Sol sale 23º 27' al norte del ecuador, es decir los rayos solares inciden perpendicularmente sobre este paralelo, y en el círculo polar Ártico se mantiene la luz durante las 24 horas. En el círculo polar Antártico sucede lo contrario, la noche es permanente durante las 24 horas. El solsticio de junio marca el comienzo del verano en el hemisferio Norte y el invierno en el Sur.

Por su parte, el solsticio del 21 de diciembre marca el comienzo del verano en el hemisferio Sur (solsticio de verano), y el de invierno en el hemisferio Norte (solsticio de invierno). En este momento el sol sale también con una inclinación de 23º 27', pero esta vez al Sur del ecuador en vez de al Norte; es el día más corto en el Norte y más largo en el Sur. En el círculo polar Ártico se hace la noche durante las 24 horas, y el día de igual duración en el círculo polar Antártico.

A partir del 22 de diciembre el Sol se levanta cada vez más temprano, hasta el equinoccio del 21 de marzo, en que comienza de nuevo el ciclo.

1 2 3 4 5


Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad