Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas



Cita para la reflexión: Los discursos inspiran menos confianza que las acciones (Aristóteles)

Geografía

FÍSICA

Orientación y localización geográfica - 1ª parte


1 2 3

a orientación y localización sobre la superficie de la Tierra, así como su representación geográfica, ha sido una constante en la evolución de la humanidad, sus viajes y descubrimientos.

Fue el alejandrino Eratóstenes quien acuñó la palabra Geografía, que significa descripción de la Tierra, y desde entonces ha sido una ciencia en alza, hoy en día con numerosas ramas, una de ellas la cartografía, quizá la más antigua de las disciplinas geográficas.

La geografía moderna, y concretamente la idea de representar sobre un mapa plano la forma esférica del globo, se debe a Claudio Tolomeo (100-170 d.C.), que sentó los principios de la cartografía.

Orientación convencional

En la antigüedad los marinos expresaban las direcciones basándose en las de los ocho vientos principales, de ahí nace la llamada rosa de los vientos, conocida desde el siglo XIII, muy popular a partir del siglo XIV, y más tarde una simple herramienta auxiliar de la aguja magnética.

Rosa de los vientos
La Rosa de los vientos expresaba la dirección de los ocho vientos principales, en que se basaban los antiguos marinos para navegar

Las direcciones de los vientos se apoyaban en cuatro puntos cardinales, cuyas referencias básicas son el plano del horizonte y el movimiento aparente del Sol (el movimiento real es el de la propia rotación de la Tierra). Así, para orientarse en este plano se tomaba como partida el punto de salida del Sol, es decir el Este u Oriente, de ahí el término "orientarse"; el punto contrario al Oriente es el Oeste u Occidente, por donde se pone el Sol, también llamado ocaso. Si miramos hacia el Este y ponemos los brazos en cruz, el izquierdo señalaría al Norte y el derecho al Sur; así se obtienen los cuatro puntos cardinales.

Los marinos consideraban ocho puntos como los más importantes; partiendo de los cuatro puntos cardinales Norte, Sur, Este y Oeste, subdividiendo la brújula a 8, se obtenían los semicardinales Noreste, Sureste, Suroeste y Noroeste, pero también se subdividían hasta 16, 32, e incluso hasta 64 puntos. Los antiguos navegantes aprendían de memoria a cuartear la aguja; así, la posición entre Norte y Noreste es el Nornoreste; entre Noreste y Este es el Estenoreste, y así sucesivamente.

Actualmente esta forma de orientación cuarteando los puntos cardinales no es práctica, y se recurre a la marcación sobre la carta náutica apoyada en sistemas muy precisos de orientación por agujas giroscópicas, así como modernos satélites GPS (sistema de posicionamiento global) para definir el rumbo y la situación de una nave.

1 2 3


Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad