Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas



Cita para la reflexión: Quien no puede guardar sus pensamientos dentro de sí, será incapaz de hacer grandes cosas (Thomas Carlyle)

Botánica

ORGANOGRAFÍA

La reproducción - 6ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8

Reproducción sexual de las angiospermas (continuación)

La formación de la semilla y el fruto

a formación de la semilla y el fruto comienza con las divisiones del zigoto para dar el embrión. La primera división es transversal y origina dos células desiguales: la basal o superior (junto al micropilo) y la terminal (de menor tamaño). La célula basal se divide para formar el suspensor, este tejido sirve para empujar al embrión hacia el interior del albumen, y en algunos casos alimentarlo también.

La célula terminal se multiplica activamente para dar el embrión. Se trata de una planta diminuta que consta de un eje corto, con una o dos hojas llamadas cotiledones. La parte que se encuentra por encima de éste o estos cotiledones, se llama tallito, plúmula o epicotilo, el cual formará la yema terminal o gémula de la plántula. La parte del eje que se encuentra justamente por debajo del cotiledón o cotiledones, es el hipocotilo o zona de transición entre el tallo y la raíz. La prolongación del hipocotilo que se dirige hacia el suspensor, constituye la radícula.

Identificación de la semilla
Identificación de la semilla:1-Gémula, 2-Cotiledones, 3-Plúmula, 4-Radícula, 5-Tegumen, 6-Albumen

La testa consiste en una cutícula y varias capas de células; generalmente se endurece totalmente, para proteger contra la desecación, infecciones, etc. Puede presentar formaciones carnosas para ayudar a la dispersión, que se denominan arilo. La cicatriz que queda en el lugar de unión del funículo a la placenta, se le llama hilio. Se le llama almendra al conjunto del embrión y el albumen. El proceso de formación de semillas sin fecundación previa que ocurre en algunas angiospermas se denomina apomixia.

El óvulo fecundado y maduro es la semilla. En ella se reconocen dos partes: el embrión y la cubierta de la semilla. El embrión se presenta rodeado o acompañado por el albumen, o carente de él, en cuyo caso el alimento se almacena en los cotiledones.

Los tegumentos del óvulo sufren unas transformaciones para convertirse en las cubiertas de las semillas, llamadas episperma; son la testa, más externa, y el tegumen, más interno. El crecimiento del embrión se reanuda tras el periodo de latencia, y cuando las condiciones de humedad, oxígeno y temperatura son las adecuadas.

Germinación de la semilla
Germinación de la semilla

Desde entonces, y hasta que la plántula se independiza, se conoce este proceso como germinación; ésta puede ser hipogea cuando los cotiledones quedan en el sustrato, o epigea si se elevan sobre la superficie del suelo.

El embrión se alimenta en sus primeras fases de las reservas del albumen, ejemplo del trigo; y si éste no existe lo hace de los cotiledones, ejemplo del garbanzo. La plántula se independiza en el momento que sintetiza la clorofila.

Conforme los óvulos se van transformando en semillas, el ovario crece para convertirse en fruto; entonces los pétalos y estambres se marchitan y caen.

Identificación de la flor transformada en fruto y semillas
Identificación de la flor transformada en fruto y semillas

Por su parte, el cáliz puede caer, permanecer pegado al fruto o crecer (cáliz acrescente). Si los frutos se forman sin fecundación previa, y por tanto sin semillas, se dice que son partenocárpicos, ejemplo de lo que sucede con el tomate.

El fruto se compone de pericarpo y semilla. Cuando el fruto está maduro, la pared del ovario se llama pericarpio, el cual puede ser suave, duro, seco o carnoso. Pueden distinguirse tres capas: epicarpio o exocarpio, que es la capa exterior en forma de fina epidermis o de varias células de grosor; mesocarpo, o capa media, que puede ser carnosa y se corresponde con el parénquima del ovario; y endocarpo, o capa interna, que corresponde a la cara superior del carpelo.

Los frutos pueden clasificarse en base a criterios diversos. Según la naturaleza de la pared del fruto pueden ser: secos o carnosos; según liberen o contengan las semillas al llegar a su madurez: dehiscentes o indehiscentes; según dispongan de una o más semillas: monospermos o polispermos; según la procedencia de un solo ovario, es decir formado por uno o más carpelos: simples; si procede de varios ovarios independientes: compuestos; etc.

1 2 3 4 5 6 7 8


Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad