Canal tolerancia es un espacio de difusión sobre Justicia, DDHH y tolerancia racial, familiar o de género | Por Abel Domínguez








En busca del sentido de la vida

Publicado por el 26 de enero de 2010 a las 12:10 am

“Toda persona tiene su propia misión o vocación específica en la vida … en ella no puede ser reemplazada, ni su vida repetirse. De modo que la tarea de cada una es tan única como su oportunidad específica para llevarla a cabo”.

(Victor Frankl)

La búsqueda del significado es el empeño más importante de la vida. Como dijo Albert Camus, “el sentido de la vida es la pregunta más apremiante”.

Contrario al pensamiento nihilista que sostiene que la vida no tiene un significado o propósito, la dinámica de la vida humana misma declara su propio sentido. La idea de que la vida tiene un sentido no es una invención de algún autor o simplemente una definición tomada prestada de la teología o de alguna filosofía, sino de la naturaleza misma del ser humano. Existimos para un propósito; esta realidad yace en el alma de cada ser humano. Esta necesidad de sentido dentro de nosotros, como decía el doctor Victor Frankl: “Debe corresponderse con una realidad”. Como lo expresa Franz Werfel: “La sed es la prueba más clara de la existencia de algo parecido al agua”.

En la misma línea de pensamiento comenta el Dr. Victor Frankl: “Lo esencial de la condición humana es el hecho de autotrascenderse, el que haya algo más en mi vida que no sea yo mismo… Algo o alguien, una cosa u otra persona distinta que yo”. El hecho de autotrascenderse el hombre está relacionado con la necesidad profundamente arraigada de dejar un legado, de poseer un sentido de significado, de marcar una diferencia, de vivir para algo diferente a uno mismo.

Pienso que la creencia de que la vida no tiene un significado está relacionada con la dificultad que experimentan los seres humanos de hallar ese significado, de conseguir esa correspondencia entre la necesidad de sentido que reside en nosotros con algo en el mundo exterior que legitime ese sentido, que haga figura dentro de nosotros. Al respecto el nihilista dice que debemos aprender a soportar esa falta de sentido; Frankl, por el contrario, dice que lo que necesitamos “es aprender a soportar nuestra inhabilidad para comprender en su totalidad el gran sentido último”.

Esa realidad en el mundo exterior que corresponde a la necesidad de sentido de cada hombre, puede parecer inaccesible, sobre todo si se piensa en la realidad como algo completamente definido y acabado y no más bien como una potencialidad, una posibilidad. En palabras de Victor Frankl: Una posibilidad sobre el fondo de la realidad…algo que te sirva para asirte a una oportunidad”.

Es en la dinámica de la vida misma, en el quehacer diario, en las circunstancias que le han rodeado en cada momento de su vida, en las experiencias vividas, en el movimiento propio que experimenta cada ser humano, que adquiere forma – significado – la vida misma de cada hombre. Como lo expresa Paul Tournier: “Un hombre en movimiento, continuamente experimentando cambios, un hombre viviendo una historia, desenvolviéndose desde su nacimiento hasta su muerte. El mero movimiento implica significado en la vida”. El sentido que descubre cada hombre esta siendo forjado en cada suceso de su vida, sobre todo en aquellos sucesos de especial significado, de impacto, que llevaron a cambios trascendentales a la vida de esa persona, porque es en la transformación de la vida que el cumplimiento de un propósito se hace evidente y la persona encuentra un significado para su vida.

Cada persona experimenta momentos cruciales en que su vida adquiere significado, y se hace evidente el sentido de la vida para él. Son esos momentos cuando, como dice Paul Tournier: “La vida de uno es apuntalada en una nueva dirección. En cada vida hay varios momentos especiales que cuentan más que todos los demás porque significan adoptar una postura firme, un compromiso propio, una selección decisiva”.

Agrega Paul Tournier: “Estos puntos críticos en la vida son generalmente pocos en número. Pueden haber sido lentos, casi inconscientes, gradualmente maduros a través de crisis prolongadas, o pueden haber sido como un relámpago, una irrupción súbita en la conciencia de un proceso que ha ocurrido en el subconsciente. Sin embargo, cuando intentamos entender su carácter esencial, percibimos que siempre implican un encuentro: con una idea o con una persona, ante lo cual la persona no puede permanecer neutral. Simplemente ha de tomar partido, responsabilizarse, y comprometerse”.

Ahora “tomar partido, responsabilizarse, y comprometerse”, sólo es posible si hay conciencia de las propias vivencias, de nuestras necesidades; sólo así se posibilita la asunción de compromiso por un propósito, la responsabilidad por las acciones y sus consecuencias y la definición de un proyecto de vida. Sin conciencia de lo vivido, no es posible encontrar en la dinámica de nuestra vida – sucesos, interrelaciones, experiencias – la correspondencia entre la necesidad de sentido en el alma de la persona y la realidad en el mundo exterior, que permita establecer un significado a la vida. De lo contrario, la realidad externa será percibida como amenazante e invasiva, ajena a la vida propia – sin sentido. En tal caso la vida del hombre carecería de un propósito del que asirse, algo porque vivir.

Si no hay conciencia no hay capacidad de conexión con la realidad circundante; no hay entonces posibilidad de nutrirse, aprender, madurar, crecer y satisfacer la necesidad de sentido. Sin madurez de la conciencia que permita metabolizar las experiencias vividas, no hay la posibilidad de “momentos cruciales” que direccionen y definan la vida; y como consecuencia sobreviene el vacío existencial que puede llevar a la persona a la desesperanza, el escepticismo y el fatalismo.

Mientras mayor sea la conciencia, el conocimiento, el contacto y la experiencia personal con el propósito de vida identificado, más profunda será la motivación, la expectativa, el apetito, el apremio y la determinación para avanzar en pos de la consecución del significado de vida que hemos asumido. El propósito le imprime a la vida un acicate y un “sentido de urgencia” de vivir según ese significado. Un propósito de vida nos mueve también a establecer prioridades y a vivir con un enfoque intencional, con la certeza de estar viviendo la vida que queremos vivir, y con la convicción de no desperdiciar la vida. Tener un sentido de vida llena a ésta de entusiasmo y de pasión: emoción con sentido de dirección. Un significado de vida proporciona una sensación de bienestar y plenitud y afecta profundamente la manera en que vivimos, a la vez que sirve de punto de apoyo para el desarrollo de nuestra potencialidad como seres humanos.

En la actualidad muchas personas manifiestan experimentar en sus vidas un profundo vacío existencial, una falta de sentido, una carencia de propósito, una ausencia de objetivos, una indefinición de un proyecto de vida, que los mueva a la contribución, que direccione sus vidas y los motive a accionar y encontrar su propio sentido de vida. Por el contrario, lo que existe es un fatalismo que carcome la vida misma, como consecuencia de asumir la postura nihilista de que “la vida no tiene ningún sentido”. Al respecto comenta el Dr. Victor Frankl: “El fatalista se dice a sí mismo que eso no es sólo inútil, sino completamente imposible, porque no somos libres, ni siquiera responsables, sino que somos las víctimas de la coyuntura, del entorno, de las circunstancias. Pero los fatalistas no tienen en cuenta y olvidan que, en realidad, somos nosotros quienes configuramos las circunstancias y los que podemos transformarlas allí donde haga falta”.

Como hemos dicho, una de las necesidades básicas ser humano es la necesidad de autotrascenderse: la necesidad de sentido, vale decir, la necesidad de estar al servicio de algo más grande que la persona misma, de marcar una diferencia, de consagrarse a una causa o un deber u otra persona. En la medida que el hombre traspasa las fronteras de su propio yo, será más humano, más fiel y auténtico con su propia naturaleza.

Como dijo el sabio Salomón: “Dios ha colocado eternidad en el corazón del hombre”. La propia naturaleza del ser humano anhela y clama por lo trascendente, por lo intemporal, por aquello que se proyecta en el tiempo. El ser humano vive permanentemente en busca de un significado que le de sentido a su vida y cuando no lo encuentra sucumbe ante las exigencias del entorno. Como decía R. May: “El ser humano no puede vivir una condición de vacío por mucho tiempo: si él no está creciendo hacia algo, no solamente se estanca; las potencialidades reprimidas se convierten en morbosidad y desesperación y eventualmente en actividades destructivas”. Esta realidad se hace aún más manifiesta, en situaciones de dificultad y necesidades de carencia (muerte, pérdidas importantes, enfermedades, etc.). Dice un sobreviviente de los campos de concentración nazi, el Dr. Victor Frankl: “Una persona que se proyecta hacia un sentido, que ha adoptado un compromiso por él, que lo percibe desde una posición de responsabilidad, tendrá una posibilidad de supervivencia incomparablemente mayor en situaciones límite que la del resto de la gente normal”.

Creo que mucho del desencanto frente a la vida, del aburrimiento de la existencia y de la incapacidad para lidiar con la cotidianidad de la vida, están relacionados con la falta de sentido que experimenta el hombre hoy en día. Por el contrario, como dijo Nietzsche: “¿Quien tiene un porque vivir, encontrará un cómo”. O dicho en palabras del Dr. Stephen Covey:”Desgraciado de aquel que no viera ningún sentido en su vida, ninguna meta, ninguna intencionalidad y, por tanto, ninguna finalidad en vivirla, ése estaría perdido. El hombre que se hace consciente de su responsabilidad ante el ser humano que le espera con todo su afecto o ante una obra inconclusa, no podrá nunca tirar su vida por la borda. Conoce el «porqué» de su existencia y podrá soportar casi cualquier «cómo»”.

Archivado en Temas comunes


 


Recibidos 8 Comentarios para “En busca del sentido de la vida”


  1. giovanni rodriguez

    Excelente artículo.

    GR

  2. QUE BUENO ENTENDER TODO ESTO DESDE MUY JOVEN, SOY MAMA Y MI HIJA MAYOR ESTA PASANDO POR UNA ETAPA DE PREGUNTAS SIN RESPUESTA A CERCA DE DIOS, DE SU INFINITA BONDAD, Y EL PORQUE Y QUIEN CREO EL MAL ,SI DIOS CREO TODO

  3. Hola. Es reconfortante leer cosas “con sentido”. Yo creo que es un buen artículo. He leído bastantito sobr el tema y puedo decir que lo apruebo. Trabajo con adictos y es un buen tema para procurar que caigan en cuenta de lo que está haciendo al drogarse y cómo esto lo aleja de lo que puede constituir el sentido de sus vidas. Gracias

  4. Excelente artículo, me sirvió mucho para una clase que estoy preparando, gracias!!

  5. Estoy de acuerdo con el resto de comentaristas: es un excelente artículo, que te ayuda a reflexionar. Gracias.

  6. PARA MI EL ÚNICO SENTIDO A LA VIDA ES SER ACTIVISTA POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES, LLEVO 5 AÑOS HACIÉNDOLO Y HASTA EL DÍA EN QUE ME MUERA, Y ANIMO A LA GENTE A QUE SE UNA A LA CAUSA, A MI PERSONALMENTE NO ME LLENA NADA MÁS EN EL MUNDO QUE ESTO, VISITA Y DIFUNDE: http://findelmaltratoanimal.blogspot.com/

    Y LA VIDA POR OTRO LADO ES UN ASCO, LA ODIO, NO TENDRÉ HIJOS, MOTIVOS PARA ESTAR CONTRA LA VIDA: http://manifiestocontralavida.blogspot.com/

  7. suuuuuper bueno porfin algo que me tranquiliza

  8. Lei detenidamente y coincido con los otros comentarios de ser un buen articulo, incluso cita autores, lo cual le da mayor credibilidad. Gracias por compartir esta información y espero que muchas mas personas la lean.

Deja un comentario

Pregunta de seguridad: Cuánto es 5 + 4






Web Natureduca


Web Cultureduca


Reporteros educativos


Blog Cultureduca


Blog Natureduca


Radioblog


Estudio de redacción


Mentes inquietas


Blog Mentes inquietas


Foros de ayuda


Foro de la Mujer


Foro Mi Musa me Inspira


Blog Mi Musa me inspira


Mi Musa en Facebook


Examinador mapas


Buscador académico


Buscador de libros


Buscador de imágenes


Buscador de videos


Visualizador celeste


Visualizador espacial


Diccionarios RAE


Diccionarios multilíngüe


Traductor multilíngüe


Bibliotecas en línea


Utilidades múltiples


Directorio enlaces


Salas de CHAT


Contactar con el webmaster