Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas



Cita para la reflexión: Tened paciencia y tendreís ciencia (Baltasar Gracián)

Antártida

ECOLOGÍA

Clasificación, generalidades


ingüino era el nombre que se le daba originalmente al alca gigante o imperial, ya extinguida, que habitaba en el Atlántico Norte. Era una gran ave no voladora de color blanco y negro que caminaba en posición erguida y nadaba excelentemente. Otras aves similares descubiertas en el hemisferio austral también fueron llamadas pingüinos. Actualmente el nombre de pingüino quedó restringido exclusivamente a estas aves, que también reciben el apelativo de Pájaros Bobos.

Los antecesores de los pingüinos eran aves voladoras que se especializaron en el buceo, por ese motivo sus alas se parecen más bien a las aletas de otros vertebrados nadadores. La pérdida de la capacidad de volar y la atrofia de las alas se debe a su adaptación al medio acuático, en el cual se desenvuelven con verdadera maestría.

Ilustración de la extinguida Alca gigante (Alca Impennis)
Ilustración de la extinguida Alca gigante (Alca Impennis)

Los pingüinos pertenecen a los Sfheniscidos, única familia del orden de las Sfhenisciformes que agrupa a 18 especies y 6 géneros. La mayor parte de ellos habitan en la Antártida e islas subantárticas. El resto se reparten por Australia, Sudamérica, Sudáfrica e Islas Galápagos. Especies no antárticas son por ejemplo: el pingüino del Cabo (Spheniscus Demersus Mendiculus), el pingüino de Humboldt (Spheniscus Humboldti) o el pingüino Azul de Australia y Nueva Zelanda (Eudyptula Minor).

Colonia de pingüinos Emperador
Colonia de pingüinos Emperador

Los pingüinos son aves gregarias. Sus colonias están compuestas a menudo por cientos de miles de individuos, donde gritan con fuerza y sin cesar. Tanto en el mar como en tierra siempre se les observa en bandadas. Debido a su constitución adoptan en tierra una posición erguida, aunque pueden caminar, saltar y desplazarse sobre el abdomen, aprovechando las superficies heladas para deslizarse sin esfuerzo; para ello apoyan la zona ventral del cuerpo y se dan impulso con las alas y las patas.

En el agua su forma de propulsión es utilizando las alas a modo de aletas, que le permiten una agilidad excelente y velocidades de unos 40 km./hora. Mientras se desplaza en el agua lleva las patas extendidas hacia atrás usándolas como timón, con los que puede conseguir rápidos cambios de dirección en busca de su alimento, que generalmente está compuesto por calamares, krill y otros pequeños animales marinos.

Algunas especies se adaptan a la cautividad muy fácilmente como el pingüino Rey y emperador. Si aprenden a comer presas muertas de la mano del hombre y no capturan su propia comida, pierden esa capacidad y a partir de entonces deben ser alimentados todos los días por el hombre. Cuando el pingüino se encuentra en su propio ámbito y en periodo de incubación, si un humano se acerca no abandona el nido, y se limita a defenderse con picotazos; en último extremo sujetan el huevo entre los muslos y vientre y se van con él.

Su alimentación suele ser a base de krill , un pequeño crustáceo similar a un camarón muy abundante en las aguas antárticas, aunque también forman parte de su dieta los peces y calamares. Los enemigos naturales de los pingüinos son las focas Leopardo, Orcas y ciertas aves como las Skuas, que roban los polluelos y los huevos. El hombre también infligió grandes masacres en la caza de estas aves, que los capturaba a miles por su grasa y piel. La inaccesibilidad de la región antártica y los tratados internacionales han contribuido a su preservación.

En cuanto a las características físicas de los pingüinos, elemento común a la mayoría de especies es el color blanco en el pecho y negro en cabeza y dorso. Exclusivo de los pingüinos Rey, Emperador y Azul, es el de tener el dorso de color gris azulado. Muchos otros presentan manchas rojizas, anaranjadas o amarillas en cuello y cabeza.

En tierra adoptan una posición erguida y al andar necesitan pasar una pata por encima de la otra, que como son cortas y están en una posición muy atrasada, les obligan a un balanceo rotatorio. Pueden alcanzar, según la especie, entre 38 y 120 cm. de altura o más. Las más grandes como el pingüino Emperador pueden superar los 120 cm. Por el contrario, el más pequeño es el pingüino Azul de Australia y Nueva Zelanda, que mide unos 41 cm. e incluso menos.

Los pingüinos no tienen tipos específicos de plumas, como ocurre en la mayoría de las aves. Su cuerpo está cubierto casi de manera uniforme de pequeñas plumas que se asimilan a escamas. Mientras que la mayor parte de las aves emplean un periodo relativamente largo del año en cambiar el plumaje, los pingüinos sólo utilizan un breve intervalo de tiempo en mudar todas las plumas. Algunas especies incluso mudan el escudo del pico. Cuando un pingüino se encuentra en fase de muda su aspecto es muy deslucido e hinchado. En este periodo evita entrar al agua para alimentarse, sobre todo porque su cuerpo pierde las plumas en grandes superficies que reducen su natural protección; esta fase puede durar varias semanas.

Generalmente los pingüinos están muy bien adaptados a las temperaturas extremas. La mayor parte de ellos poseen patas, alas y cabeza bastante pequeñas. La superficie total del cuerpo es relativamente pequeña comparándola con el volumen del ave, lo que le proporciona una excelente conservación del calor. Además, muchos pingüinos poseen una capa de grasa bajo la piel que le sirve de aislante térmico.

A pesar de todo, unas especies están mejor adaptadas que otras para afrontar las bajas temperaturas, el pingüino Emperador parece el mejor preparado.


Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad