Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas


Cita para la reflexión: "Si has construido un castillo en el aire, no has perdido el tiempo, es allí donde debería estar. Ahora debes construir los cimientos debajo de él" (George Bernard Shaw)

Antártida

CIENCIAS - GLACIOLOGÍA

Estudio de los glaciares antárticos


a determinación del espesor de la corteza de hielo tiene gran trascendencia para el estudio de la climatología, además de otras disciplinas científicas. El espesor medio del hielo en los once millones y medio de kilómetros cuadrados de superficie de la Antártida es del orden de los 2.000 m. y que puede incluso llegar a los 2.500, lo cual implicaría, en caso de sobrevenir su fusión, un incremento del nivel del océano comprendido entre 40 y 60 m., dependiendo el valor definitivo de tal elevación de nivel, del mayor o menor hundimiento que experimentara el fondo del océano consiguientemente al incremento de agua que gravitara sobre él.

Para investigar los espesores fue preciso realizar expediciones con patrullas dotadas de Snowcats, y aerotransportar equipo para hacer observaciones gravimétricas y magnéticas. Mediante explosivos se pudo determinar las ondas sísmicas reflejadas o refractadas.

La Antártida tiene una extensión de 11.500.000 km. cuadrados y el espesor medio del hielo es de 2000 m.
La Antártida tiene una extensión de 11.500.000 km. cuadrados y el espesor medio del hielo es de 2000 m.

El estudio de los espesores del hielo presentó no pocas dificultades, hoy día tecnológicamente superadas. Por una parte los sismómetros no pueden estar localizados en el lugar de la explosión por la violencia de la deflagración que es preciso generar. Además, la superficie de roca existente como subestrato, puede no estar según el plano horizontal, por lo que en ese caso habría que tener en cuenta el ángulo de incidencia.

Para mayor complejidad, son diversos los movimientos que pueden tener lugar en el seno del hielo. Así como el agua transmite solamente las ondas P llamadas ondas de compresión, el hielo, como los materiales sólidos, transmite además las ondas S llamadas Vibraciones Transversales y las C u ondas Vibratorias Superficiales. La discriminación de unas u otras resulta complicado, basándose en la onda total recibida en la estación captadora.

glac_snowcat.jpg (10197 bytes)
Para investigar los espesores del hielo fue preciso realizar expediciones mecanizadas

La variable densidad del hielo es una dificultad añadida al estudio. Las diferencias de densidad tienen su origen en la nieve que cayendo año tras año, se va endureciendo por el transcurso del tiempo y la presión de la nieve sobreyacente, debido a que no hay en modo alguno proceso de fusión, siquiera sea parcial, durante el frío verano antártico.

La nieve a un centenar de metros por debajo de la capa superior ya es hielo duro, que al analizar demuestra la progresiva disminución del tamaño de las vesículas de aire capturadas por ella en su caída, al mismo tiempo que se sueldan unos a otros los copos, con lo cual los cristales se hacen considerablemente mayores, y pueden oscilar entre medio y algo mas de un centímetro cuadrado para el hielo consistente.

El problema de la densidad, y en mayor medida, las relaciones existentes entre las densidades del hielo joven y viejo a diversos espesores a partir de la superficie, es de interés para determinar la velocidad del sonido en el seno de la masa de hielo y en el de la roca. Ha contribuido mucho a aclarar los resultados buscados, el estudio de las ondas refractadas con estaciones receptoras a diferentes distancias de la estación transmisora.

Para contribuir a resolver el problema de como se formó el casquete de hielo de la Antártida, se emplea la técnica basada en estratigrafía, por estudio de los isótopos del oxígeno y del hidrógeno, teniendo en cuenta que en el vapor de agua atmosférico domina el oxígeno de peso atómico 16 y el hidrógeno de peso atómico 1, aunque se encuentra, en harta menor proporción, oxígeno 18 y deuterio. Estas moléculas son las que primero se congelan, por lo cual al disminuir la temperatura disminuye rápidamente la proporción entre ambas clases de moléculas en el vapor de agua y, desde luego, en el agua precipitada.

Por tanto, la nieve con isótopos pesados disminuye en las regiones altas y a medida que disminuye la temperatura, lo cual permite sentar una correlación entre ellos y la estación del año, merced a lo cual se puede estudiar el sistema de precipitaciones de los últimos 1.000 años a través de la estratigrafía del hielo.


Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad