Natureduca es un Portal Educativo de Ciencias Naturales y Aplicadas



Cita para la reflexión: Los cobardes mueren muchas veces antes de su verdadera muerte, los valientes gustan la muerte sólo una vez (William Shakespeare)

Agricultura

REPRODUCCIÓN

Métodos - 7ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8

Reproducción asexual o vegetativa (continuación)

Injertos

njertar es una operación consistente en implantar una rama joven provista de yemas (el llamado injerto) de un vegetal determinado, en una hendidura que se practica en otro vegetal (el llamado patrón o portainjerto), de tal manera que los tejidos de ambos queden en contacto formando una unión los más perfecta posible.

Entre las utilidades de los injertos se pueden citar: revitalizar plantas viejas; multiplicar los brotes sobre determinadas partes de un árbol; modificar el patrón en cuanto a las características de sus frutos o floración; mejorar la resistencia en determinados ambientes; o simplemente asegurar la reproducción de una planta o frutal que nos interesa conservar porque posee alguna característica especial o deseable.

El éxito de un injerto radica en la afinidad de las partes que se ponen en contacto (injerto y portainjerto o patrón), si ambos pertenecen a géneros botánicos muy diferentes es probable que termine en fracaso. Por ejemplo, es posible injertar sobre un patrón de peral silvestre diferentes variedades de peras, y tal vez como mucho nos encontrásemos con algún que otro problema de adaptabilidad al clima del lugar que culminase en una mínima producción de alguna de ellas. Sin embargo, conforme nos vamos desviando del género afín, nos veremos progresivamente con más dificultades para conseguir que el injerto prenda.

Proceso de injertado de frutales sobre patrones afines
Proceso de injertado de frutales sobre patrones afines

Lo primero antes de realizar un injerto es dotarse de una navaja de injertar muy afilada para asegurar cortes totalmente limpios. No sirve cualquier navaja, debe ser específica para esta labor, de acero bien templado, y disponer de la correspondiente aleta (véase la imagen) necesaria para separar cuidadosamente las partes del portainjerto sin dañar o rayar los tejidos. La navaja de injertar no debe utilizarse nunca en otras labores distintas de las de injertado que pudieran alterar su temple, por ejemplo no debe introducirse nunca en líquidos o aceites calientes.


La navaja es una herramienta fundamental en las operaciones de injertado. Debe ser específica para esta labor, y estar muy bien afilada para asegurar cortes limpios.

Para realizar el injerto tomamos una parte llamada púa extraída de la planta que queremos propagar, y la introducimos en el portainjertos o patrón de otra planta afín, es decir de la misma especie; en ésta es donde crecerá y se desarrollará normalmente.

Para tener éxito, además de algunos consejos que se verán más abajo en los distintos tipos de injertos, hay que tener en cuenta que la púa debe estar en fase vegetativa, y el portainjertos en fase de crecimiento. Es aconsejable utilizar fitohormonas (auxinas) que son hormonas vegetales útiles para acelerar el proceso de soldadura de los injertos.

Existen variados tipos de injertos. A continuación se detallan los más utilizados:

Yema o escudete

El injerto de yema o escudete consta de un portainjertos cortado por su extremo superior, y un injerto de yema de medio centímetro de grosor con algo de corteza, extraído de una rama joven.

Se practica descubriendo el patrón en aquella zona menos rugosa, practicándole un corte horizontal de aproximadamente un centímetro; seguidamente, se realiza otro corte vertical hacia abajo partiendo desde su punto medio no más de dos centímetros, mostrando un dibujo en forma de T. Ahora, levantar cuidadosamente los bordes del corte vertical e introducir en su interior la yema, sujetándola firmemente con rafia o caucho especial para esta labor, pero cuidando de no dañar el brote. Retirar las ligaduras después de 15 días.

Injerto de yema o escudete: 1-Se extrae la yema; 2-Se realiza una incisión en la corteza del portainjeto en forma de T; 3-Se abren los bordes del corte vertical para introducir la yema; 4-Una vez introducida la yema se ata con rafia evitando dañar el brote
Injerto de yema o escudete: 1-Se extrae la yema; 2-Se realiza una incisión en la corteza del portainjeto en forma de T; 3-Se abren los bordes del corte vertical para introducir la yema; 4-Una vez introducida la yema se ata con rafia evitando dañar el brote

Imagen de un injerto de yema o escudete ya realizado
Imagen de un injerto de yema o escudete ya realizado

1 2 3 4 5 6 7 8


Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad